Conectate con nosotros

Deportes

La increíble confesión de Mike Tyson: usaba un pene falso y la orina de sus hijos para los controles antidóping

El excampeón de los pesados, de 53 años, reveló la trampa en un reportaje.

El exboxeador estadounidense Mike Tyson confesó su método para salir airoso de los controles antidóping que se le aplicaron a lo largo de su carrera profesional. El ex campeón mundial de los pesados ya había revelado que peleaba la mayoría de las veces luego de haber consumido drogas: ¿cómo hacía para no ser descubierto?

En diálogo con el programa mexicano Ahora o Nunca de ESPN y luego de haber sido consultado por el caso del basquetbolista estadounidense DJ Cooper, que estaba “embarazado” por utilizar la orina de su esposa, Tyson explicó su forma de pasar los controles.

Primero, reveló que -al igual que DJ Cooper- sus muestras se nutrían de orina de su pareja; tiempo después, luego de que ella quedara embarazada, el boxeador solicitó la ayuda de sus hijos para evitar un resultado no deseado en el control: “Yo solía usar la orina de mi esposa y ella me decía: ‘Cuando salgan los resultados te van a decir que estás embarazado’. Entonces, mejor usaba la orina de mis hijos”, subrayó Tyson.

Posteriormente, le consultaron el método que utilizaba para que los médicos no se percataran del cambio de orina. Allí, el ex púgil aseguró que en el momento en el que era llamado a los controles antidóping, utilizaba un pene falso para poder despistar al doctor que realizaba el estudio y, en ese instante, colocaba la orina de sus hijos.

“Usaba el ‘whizzinator’, el pene falso: la mayoría de los hombres se sienten incómodos cuando les muestras el pene; así que cuando les mostraba el pene, ellos se daban vuelta, me lo sacaba con la mano y me decían que lo haga yo solo”, concluyó entre risas.

Tyson fue el boxeador más joven de la historia en coronarse campeón del mundo en pesos pesados con 20 años. En esa época, además de esquivar los golpes cuando peleaba, eludía los controles antidoping.

Continue Reading