El secretario adjunto de la Federación De Gremios Estatales Y Particulares De La Provincia De Buenos Aires habló sobre la necesidad de que el gobierno llame a paritarias al sector

Miguel Zubieta, secretario adjunto de la Federación De Gremios Estatales Y Particulares De La Provincia De Buenos Aires (FEGEPPBA) habló en Aire Bonaerense sobre el problema que atraviesa el sector ante la falta de llamado a paritaria.

Al respecto contó que “nosotros hace dos días mandamos una nota tanto al gobernador como a la ministra de trabajo, recordándole el compromiso que se había establecido con el sector de la administración publica“.

Según explicó Zubieta, “como no se pudo establecer un acuerdo en febrero se estableció abonar los $4000, que fue en forma unilateral, lo saca el gobernador por decreto”. Luego detalló que se había determinado, “después de que cerraran el sector docente y el sector judicial, establecer otra vez la continuidad de la paritaria para ver si podemos llegar a un acuerdo de cara al primer semestre, porque se estableció hacer paritarias cortas”.

Pero el acuerdo no llegó, la convocatoria a paritaria con el sector no se concretó, y los trabajadores continúan con salarios desactualizados en medio de un contexto global complejo en el que su labor es central.

“Vemos que lamentablemente nos toca vivir en el mundo la crisis sanitaria”, dice el Secretario General del Sindicato de Salud Pública. “Hoy está todo paralizado pero la gente igual necesita comer, necesita vivir, y nuestro sector es el que ha quedado totalmente desfasado”.

Zubieta explica que la situación salarial de los profesionales de la salud es “no solamente por lo que queda de la deuda de 2019, sino también por no llegar a un acuerdo en el trascurso de este semestre“. Y agrega “por eso se le manda esta nota al gobierno de la provincia explicando la necesidad de una urgente recomposición salarial a partir de una paritaria”.

“El atraso salarial viene de hace mucho tiempo”, cuenta, “lamentablemente la administración pública, en los últimos cuatro años del gobierno anterior, fue al sector que más se perjudicó. Esto generó la situación de no tener la cláusula de actualización automática que sí se la habían dado a los docentes”.

“El hecho de estar aislados no significa que igual no se tenga pérdida salarial o necesidad”, sentencia Zubieta, quien sostiene que “hay que distinguir dos cosas, uno es el trabajador de la administración pública central, y otro lado es la situación del empleado de la salud de la provincia, declarado por el propio gobierno nacional y provincia como trabajadores esenciales”.

Al tener en cuenta el contexto actual, el secretario adjunto de FEGEPPBA expresó: “Somos los primeros que estamos afrontando esta crisis que hoy está viviendo nuestro sector, somos los primeros que estamos en la línea de defensa contra el virus, somos los que queremos rápidamente encontrar soluciones”. Luego agrega: “No hay que olvidarse que los que estamos en las trincheras son los trabajadores de la salud”.