Según informa la agencia italiana Ansa, el último fallecido era un hombre de 80 años.

Este lunes se ha conocido que ya son siete las víctimas mortales que se ha cobrado el coronavirus en Italia, que se ha convertido en el tercer país del mundo por número de infecciones, con 219 casos confirmados, según la agencia ANSA.

El último fallecido era un hombre de 80 años que había sido ingresado el jueves pasado después de sufrir un ataque cardiaco. Poco antes trascendía que había una sexta víctima, fallecida en el Hospital Civil de Brescia proveniente de Crema, en Lombardía, al norte de Italia. Se trataba de una paciente oncológica que ya tenía un cuadro clínico muy complicado, según informa Il Corriere della Sera.

Ambos se suman así al quinto fallecimiento, conocido también este lunes por la mañana: un hombre de 88 años de edad del que se desconoce si padecía patologías previas.

La región más afectada del país es Lombardía, donde ya se ha verificado que 172 personas se encuentran infectadas por el virus. La otra región con más casos es Véneto, con 27.

Las autoridades están intentando averiguar cuál es la conexión entre ambos brotes, y actualmente se sospecha de un agricultor de Alberttone, una localidad del Véneto, que había visitado Codogno y otros centros en el área de Lodi, foco del virus en Lombardía.