Compartilo:

Sucedió este jueves en horas de la madrugada en una vivienda de 513 entre 208 y 202. Los delincuentes se llevaron objetos de valor.

Fuentes policiales informaron que los ladrones ingresaron a la casa, sorprendieron al dueño que se encontraba durmiendo en su habitación, asegurandole que eran policías y que se encontraban realizando un allanamiento.

Después de preguntarle “¿Dónde tenés la plata?”, con saña uno de los delincuentes le propinó varios culatazos en la nuca al dueño de casa. Pese a que el hombre aseguró en varias oportunidades que no tenía dinero, los sujetos se tornaron aún más agresivos. Lo ataron de pies y manos con cordones y comenzaron a picanearlo en diversas partes del cuerpo.

Tras varios minutos de increparlo y obtener respuestas negativas del propietario con respecto a una supuesta cantidad de dinero, los ladrones se convencieron de que la víctima estaba diciendo la verdad y cesaron con el pedido de “¡Dame la plata, dame la plata!”.

Fue en ese marco que comenzaron a registrar la vivienda para reunir varios objetos de valor y de este modo no irse con las manos vacías.

Se llevaron una aspiradora robot, una PlayStation, una motosierra, un equipo de audio, un acordeón a piano, adornos navideños, varias prendes de vestir, una valija con documentación contable, un celular iPhone XS Plus, artefactos de iluminación, entre otras pertenencias.

Siguieron amenazando y castigando al dueño de casa hasta que éste les indicó dónde guardaba sus ahorros, una suma no especificada de billetes de moneda extranjera. Con “la plata” y el resto de las cosas en su poder, los tres sujetos abandonaron la escena en el Volkswagen Passat modelo 2011 de la víctima.

Como pudo, el hombre se liberó de las ataduras y se dirigió hasta un destacamento de la zona en donde realizó la denuncia. Al retornar con los efectivos a su domicilio, el hombre se dio cuenta de que no sólo habái sufrido pérdidas materiales. Dos de sus afectos, dos canes que custodiaban su casa, habían sido envenenados por los ladrones para llevar adelante el golpe.