Ocurrió en la localidad bonaerense de Garín, en el partido de Escobar. La víctima de 38 años padeció una descompensación. 

Los hechos se iniciaron el 27 del mes pasado, cuando la víctima, Susana Mabel González, de 38 años y con domicilio en Pilar, murió en una sala de primeros auxilios de Garín, en el norte del conurbano provincial.

Como consecuencia de este motivo se abrió un expediente que se caratuló “Averiguación de causales de muerte”, porque la damnificada había sido trasladada al nosocomio por uno de sus amigos, llamado Raúl Antonio, de 29 años, quien dijo que la mujer se había descompensado.

Gracias a los distintos datos aportados por la gente que reside en el humilde vecindario, en el norte del conurbano provincial, los servidores públicos de la comisaría de Garín (3ª de Escobar) determinaron que González en realidad cursaba un embarazo y que se había sometido a maniobras abortivas.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, los pesquisas allanaron la finca en la que reside el joven, situada en José Hernández al 1700, en el mismo vecindario donde se concretó el aborto, oportunidad en la que apresaron a una anciana, de 73 años, quien había obrado como partera, incautándose un ecógrafo, sondas, una caja metálica con gasas, sondas, una bomba de vacío, un envase se suero, un fichero, una bolsa con pañales, una libreta sanitaria maternal, 3 frascos con medicamentos, un tensiómetro y un manual con instrucciones médicas.

Intervino en la causa, que se recaratuló “Aborto seguido de muerte”, el doctor Claudio Aundjian, de la Ayudantía Fiscal de Garín, dependiente del departamento judicial de Zárate – Campana.