Compartilo:

Cerca de las 16hs, un empleado de la Legislatura bonaerense ubicada en calle 7 entre 51 y 53 -donde funcionan las cámaras de Senadores y Diputados- registró un llamado intimidatorio alertando sobre la presencia de una bomba.

Tras esto, los operarios dieron aviso a las autoridades de las Cámaras para poner en marcha la evacuación inmediata del lugar, para resguardar ante todo la seguridad de los legisladores y trabajadores que se encontraban allí.

De esta manera, el edificio fue desalojado y los efectivos de la Dirección de Explosivos comenzaron a rastrillar el lugar en busca del artefacto.

Tras más de una hora de analizar el edificio que ocupa toda una manzana, los peritos en explosivos concluyeron que no había ningún artefacto explosivo y permitieron que los empleados regresaran a sus oficinas, confirmó una fuente de Seguridad.