Compartilo:

El pasado 11 de octubre se estrenó en Netflix la película que funciona como epílogo de la exitosa serie Breaking Bad. Te contamos qué nos pareció

Tanto los fans como la crítica, aplaudieron el final de la aclamada serie Breaking Bad, no porque haya terminado (muchos querían ver más), sino porque Vince Gilligan había logrado darle un cierre perfecto. Pero, a seis años del final, aún muchos se preguntaban qué había sido de Jesse Pinkman, el personaje que interpretaba Aaron Paul. El Camino parte exactamente desde ese último episodio y explica ese pequeño cabo suelto.

Paul retoma su papel tal como lo dejó en 2013, para él el tiempo no parece haber pasado. La cinta mantiene la esencia de la serie, todo lo que atrapó al espectador en aquel entonces sigue presente en El Camino. No existen contradicciones e incluso emocionan algunas apariciones conocidas.

Según el actor Bryan Cranston, quien interpretó a Walter White en la serie, Gilligan “es muy devoto a la integridad de los personajes”, y eso se ve claramente en la cinta que está presentando Netflix.

Después de tantos años, El Camino es un mimo que el guionista y director le da a los fanáticos mientras esperan la nueva temporada de Better Call Saul. Ver nuevamente a Jesse y saber qué fue de su vida luego del tremendo final es un alivio. “Había suficiente interés así que pienso que Vince se dio cuenta que era un personaje muy querido, muy bien interpretado por Aaron Paul, que la historia estaba incompleta, y quería completarla. Así que lo hizo. Creo que es maravilloso”, dijo Cranston.

En definitiva, El Camino es una excelente película para ver y recordar aquella tan perfecta serie. Obvio que si no viste Breaking Bad, ni se te ocurra darle play, los dos trabajos están estrictamente ligados uno al otro. Así que, si estabas buscando qué ver, ya sabés por dónde empezar.