El Matador hizo un partido antológico, goleó 5 a 0 a Atlético Tucumán y quedó muy cerca de meterse en la final de la Copa de la Superliga.

El equipo de Pipo Gorosito, a fuerza de fútbol y precisión, destruyó el planteo de Ricardo Zielinski y dejó la serie a un paso de definirse: el próximo sábado a las 18.45 se jugará la revancha. Lucas Menossi, Juan Cavallaro (en dos oportunidades), Diego Morales y Nicolás Colazo convirtieron los goles.

TIgre, descendido, venía de eliminar a Racing, el campeón de la Superliga, y llegaba de la mejor manera a este partido de semifinales. Atlético Tucumán también tenía sus razones para ilusionarse con la final, ya que había superado un duro examen al dejar en el camino a River. Pero la derrota en la vuelta, en el Monumental, había encendido algunas alarmas en el plantel de Zielinski, que en dos partidos le metieron nueve goles (cuatro del Millonario y cinco del Matador).

El Matador de Victoria abrió el partido temprano, cuando apenas iban 16 minutos. Una gran jugada colectiva terminó en un golazo de Menossi, que puso el 1 a 0 cuando Atlético Tucumán recién empezaba a acomodarse. El Matador, que se fue al descenso en la última temporada, desde la llegada de Pipo Gorosito pasa por un gran momento. Todo su repertorio se vio en 90 minutos.