En la Provincia hay 26 casos confirmados y 19 en estudio, ninguno autóctono, pero las condiciones climáticas y regionales hacen prever un incremento. Por eso es clave descacharrar y la campaña explica el paso a paso. Gollán la presentó hoy en el hospital El Dique ante referentes de todas las regiones sanitarias.

El ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires puso en marcha hoy en medios, redes sociales, barrios y escuelas una campaña de prevención del dengue que hace eje en cuatro acciones: tapá, lavá, girá y tirá, verbos clave para el descacharrado, que consiste en evitar que los objetos se conviertan en criaderos del mosquito que transmite esa enfermedad, además de zika y chikungunya.

Las autoridades sanitarias de la Provincia convocaron hoy a los referentes distritales y de las regiones sanitarias al hospital “El Dique” de Ensenada, donde dieron precisiones de la campaña comunicacional y del trabajo de la dirección de Epidemiología e informaron que, en lo que va del 2020, se notificaron 45 casos positivos de dengue en territorio bonaerense, 26 confirmados y 19 probables. Y aclararon que todos los confirmados tienen antecedentes de viaje a Paraguay, Colombia y Misiones, es decir que por el momento no hay casos autóctonos.

En relación a la campaña, desde la dirección provincial de Prensa y Comunicación precisaron que las piezas gráficas se publicarán en las redes del ministerio de Salud de la Provincia, pero también en medios de comunicación y se integrarán al trabajo barrial y en escuelas. A su vez, tendrá distintos componentes de acuerdo a las necesidades específicas de cada distrito y según el momento del año.

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, dijo que “por ahora estamos con una situación controlada pero no sabemos qué va a pasar en febrero o marzo. La variable que podemos manejar es el descacharrado, no así el clima, por eso hacemos hincapié en estas actividades comunitarias”. En diálogo con los medios, Gollán expresó que “ojalá la prensa dedicara un 10 por ciento del tiempo que dedica al coronavirus al tema del dengue, porque claro que es importante tener en cuenta lo que pasa con el coronavirus, pero hoy, en nuestra provincia, las prioridades son otras: dengue, sarampión y malnutrición”.

El viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, denunció que “en 2016 tuvimos una epidemia solapada, oculta tanto en la Provincia como en el país”, con más de 1000 casos autóctonos en territorio bonaerense. Y agregó que enfermedades como el dengue pasaron de ser epidemia a endemia, es decir, que tienen presencia constante en la Provincia porque hay mosquito transmisor todo el año, “de modo que las respuestas no pueden ser episódicas, ni espasmódica sino constantes, por lo tanto hay una responsabilidad de los distritos de poner el tema en agenda y generar una comunidad empoderada, que sepa lo que hay que hacer, que luche por su salud”.

Dónde hay casos

Hasta hoy, en lo que va del año, los 26 casos confirmados se diagnosticaron: Coronel Rosales (1), Daireaux (3), Pergamino (1), San Martín (1), José C. Paz (1), Malvinas Argentinas (1), San Miguel (1), Tigre (1), Esteban Echeverría (1), Ezeiza (1), Florencio Varela (1), Lomas de Zamora (2), Quilmes (2), Merlo (3), Moreno (1), Bolívar (2), Berisso (1), La Plata (1), La Matanza (1).

Desde la dirección de Epidemiología bonaerense explicaron que toda vez que se detecta un caso, se procede a efectuar el llamado “control de foco” en los domicilios y barrios afectados. Por eso, personal de las secretarías de salud comunales y de la Provincia ya visitaron alrededor de 200 viviendas en las zonas donde su notificaron casos. Allí, también suman su trabajo promotores y promotoras de salud que sensibilizar a la población para promover tanto el descacharrado como la consulta médica ante eventuales síntomas de dengue: dolor de cabeza, detrás de los ojos, articulares, musculares, sarpullido, vómitos y dolor abdominal.

El descacharrado paso a paso

El mosquito Aedes Aegypti (potencial transmisor de dengue, zika y chikungunya) vive en los hogares, cerca de los humanos porque somos su fuente de alimento. La hembra pone sus huevos en las paredes de cualquier objeto que pueda contener agua. Allí, los huevos pueden permanecer todo el año en estado latente.

Cuando llueve y las temperaturas suben, como ocurre en estos meses de verano y los próximos de otoño, se generan las mejores condiciones para que el mosquito nazca y se convierta en un posible transmisor de enfermedades.

Entonces ¿Qué hay que hacer?

TAPÁ

– Tanques, tachos y depósitos que puedan recolectar agua

– Colocá mosquiteros en puertas y ventanas

LAVÁ

– Cada tres días renová el agua de los floreros, bebederos de mascotas y portamacetas

– Con cepillo o esponja las paredes de los recipientes para desprender los huevos de mosquito

– Mantené limpia y con cloro el agua de la pileta aun fuera de temporada

– Canaletas y desagües para evitar que se acumule agua

GIRÁ

– Todos los elementos que puedan acumular agua

– Vaciá todas las semanas baldes, colectores de aire acondicionado y portamacetas

– Cada vez que llueva corroborá que no se haya acumulado agua

TIRÁ

– Todos los recipientes en desuso, manteniendo los patios y jardines limpios y desmalezados

– Las cubiertas de autómoviles, descartalas o ponelas bajo techo.