El delantero de Argentinos fue muy duro contra su exclub y se refirió al accionar que tuvieron algunos protagonistas luego de darse a conocer su caso de doping.

A pesar de que Santiago Silva hace un par de meses que ya dejó de ser jugador de Gimnasia, los cortocircuitos continúan. Luego de lo que fue una conflictiva salida del club tripero, el Tanque quedó enfrentado con varios dirigentes y el reciente caso de doping, volvió a poner esas diferencias de manifiesto.

“Que Gimnasia se ocupe de los problemas de Gimnasia, y más el médico que por ahí quiere ser importante conmigo”, dijo Silva.

Estas palabras y el accionar de los dirigentes del Lobo, no fue bien recibido por Silva quien se encargó de manifestar su descontento. “Sé que habló, pero seguro lo habrán apretado de algún lado, como es normal acá. Lo habrán apretado para que se limpie las manos”, agregó el Tanque.

Por el momento el Tanque tiene una sanción en suspenso, ya que se aguarda por los resultados a la contraprueba del examen que dio positivo y que corresponde al control que se le hizo al delantero en el partido entre el Lobo y Newell’s, en la pasada Superliga.

Estas declaraciones del uruguayo dejan de manifiesto claramente que la relación con todo el mundo tripero no terminó en buenos términos y aún hay réplicas de la separación. El sábado volverán a verse las caras, pero esta vez Silva estará defendiendo los colores del Bicho.