El operativo comenzó el viernes pasado sobre la plaza que se encuentra ubicada en Avenida 7 entre 51 y 53, en la zona de Gobernación. Este lunes al mediodía representantes de los vendedores tendrán una reunión con funcionarios municipales.

Plaza San Martín amaneció rodeada de policías para impedir que se instalen los vendedores de ropa usada. Por ese motivo, manteros que habitualmente realizan una feria americana en el centro de la plaza, tendrán una reunión con funcionarios municipales.


El viernes pasado, los vendedores movilizaron pacíficamente y pidieron a los funcionarios que los dejen seguir trabajando ya que “es su único sustento”.

Efectivos de la Policía Bonaerense y Gendarmería se apostaron desde muy temprano alrededor de Plaza San Martín, donde todos los días se instala una feria americana. El operativo busca impedir que los cientos de vendedores de ropa usada se instalen en el espacio público ubicado entre Gobernación y la Legislatura.

Foto: Carolina Villalba

A mediados del 2016 comenzó a verse las primeras personas instalarse en Plaza San Martín y colocar mantas para vender ropa usada. La feria creció en forma exponencial y actualmente cubre más de la mitad de este espacio público ubicado frente a Gobernación.

En las últimas semanas había comenzado a circular una información que indicaba un inminente operativo para evitar la continuidad de esa feria. Finalmente la medida se concretó este viernes por la mañana. Unos 400 efectivos de la Policía Bonaerense, la Local y Gendarmería rodearon toda la circunferencia de la plaza para evitar la instalación de los manteros. También fueron enviados agentes de Migración.

Este tema fue tratado en la última sesión del Concejo Deliberante local a partir de un proyecto del bloque Unidad Ciudadana que solicitó habilitar el funcionamiento de esta feria. Desde Cambiemos rechazaron la iniciativa y aseguraron que no se podía consentir la “ocupación ilegal del espacio público.”

“Ante los rumores de un inminente desalojo de la Feria Americana que realizan en Plaza San Martín se convoca a medios de comunicación y organizaciones sociales y partidos a impedir este hecho. Esta feria es la única forma que han encontrado muchas familias de poder sobrellevar la actual crisis económica mediante la venta de prendas y calzados usados”, solicitaron sectores que defienden a los trabajadores de la economía popular.

Y agregaron: “Denunciamos este desalojo, y solicitamos se acerquen a la Feria para evitar una posible represión”. Los vendedores se reunirían a las 13 en la esquina de 7 y 50.

Desde el municipio justificaron el operativo y mencionaron la creación de “junto a la asociación de vendedores ambulantes, un predio ferial en 80 y 134, el cual abrirá este sábado y permitirá que todos los vendedores que se inscriban en el registro puedan participar”.