Mañana sale de circulación el billete de menor denominación. Pero hay una manera de no perder los que no puedan cambiarse a tiempo en algún pago.

El billete de 5 pesos saldrá de circulación el próximo domingo, luego de que venza la extensión del plazo estipulado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) para su uso en negocios y comercios del país para cualquier transacción.

De esta forma, a partir del 1º de marzo, quienes aún tengan billetes de esa denominación no podrán utilizarlos como moneda corriente pero hay una manera de no perderlos.

En ese caso, habrá que depositarlos en cuentas bancarias o canjearlos en las sucursales de sus bancos en todo el país, obligados a aceptarlos un mes más para esas operaciones, según informó el BCRA.

El Central subrayó que todos los bancos, públicos o privados, tienen la obligación de aceptarlos y que deberán depositar dichos billetes, en calidad de deteriorados, en sede del Banco Central hasta el 30 de junio de este año, día a partir del cual “serán considerados desmonetizados”.

La moneda del arrayán

En la actualidad, el billete de 5 pesos coexiste con la moneda del mismo valor, de color plateada con la representación del arrayán, que “reemplazará de forma definitiva al billete”, precisó el Central. Sin embargo, todavía es toda una rareza, al menos en el interior del país, encontrar una.

A mediados del mes pasado, la entidad monetaria decidió extender por un plazo de un mes la circulación del billete de 5 pesos, al acceder al pedido de cámaras empresarias y comerciales de prorrogar el vencimiento inicialmente previsto para el 31 de enero.

Según informó el BCRA, hasta finales de enero y desde el 1° de agosto de 2019 se retiraron de circulación más de 50 millones de billetes, aunque quedaron en poder del público unos 459,6 millones de unidades de este billete con la imagen del General José de San Martín en su anverso, emitido a partir de 1998.