Compartilo:

El pequeño de 5 años murió ahogado en la pileta de la colonia que el colegio Lincoln tenía a su disposición. A 9 meses del trágico hecho, su familia sigue pidiendo justicia.

Foto: Carolina Villalba

El 5 de febrero, Lucas se encontraba disfrutando de las vacaciones de verano en el campo de deportes del Colegio Lincoln, ubicado en 518 y 137, lugar donde la institución educativa realizaba su colonia.

El pequeño falleció alrededor de las 15.30 tras ahogarse en una pileta de grandes dimensiones, en un lugar donde no había cámaras de monitoreo.

Foto: Carolina Villalba

Por el hecho, la fiscal Cecilia Corfield imputó por “abandono de persona seguido de muerte y homicidio culposo” al guardavidas, Martín Argüelles, y a Carolina Muro, estudiante del profesorado en Educación Física, que estaba a cargo del grupo en el que se encontraba la víctima.

También están acusados por “homicidio culposo” el encargado de la colonia, Marcos Echaniz; el director, Osvaldo Ramos; el propietario, Rubén Monreal; la representante legal y accionista del colegio, Mónica Cauteruccio; y la asesora de la institución, Roxana Costa.

Hace unas horas, se conoció el pedido de sobreseimiento de cuatro funcionarios municipales fueron procesados por “incumplimiento de los deberes de funcionario público y falsedad ideológica de documento público”. Se trata de Myriam Salinas, de la Dirección de Inspecciones; Diego de Luca, del área de Deportes; María Daniela Tost Teruggi, de la Secretaría de Salud, y Fernando Parodi, de la Dirección de Bromatología.

El abogado y excandidato a intendente por el Frente NOS, Marcelo Peña, advirtió que sus defendidos no tenían manera de saber que el Colegio incumpliría las ordenanzas establecidas. “Cuando mis defendidos revisaron sus áreas de competencia todo estaba en orden y firmaron un acta confirmando eso. Ahora, si semanas después el presunto infractor decide no cumplir con las ordenanzas establecidas, los inspectores no pueden advertirlo”, señaló.

La fiscal pidió que la causa sea elevada a juicio a mediados de septiembre y se espera la definición del juez de garantías Eduardo Silva Pelossi. El caso causó una fuerte conmoción en la ciudad, motivó marchas y reclamos. Sus familiares todavía siguen pidiendo que se haga justicia.