21 trabajadores quedan sin empleo. La empresa láctea planea vender o cerrar otras unidades productivas. Tras este cierre, trasladará a Córdoba la elaboración del queso Mendicrim.

La empresa SanCor decidió cerrar su planta ubicada en la localidad de Arenaza, en la ciudad bonaerense de Lincoln, donde producía el queso para untar Mendicrim.

Según informaron desde la compañía láctea, hasta ahora ese establecimiento estaba a cargo de ARSA, perteneciente a la firma Vicentin, que lo compró luego de adquirir también las unidades de SanCor en yogures, flanes y postres.

La empresa contaba allí con un plantel de 21 personas. El plan ahora es mudar toda la producción a la provincia de Córdoba y desprenderse de todo el personal.

Sin acuerdo formal con el gremio y los trabajadores para concretar los despidos, las partes se volverían a encontrar el próximo 12 de septiembre para seguir las negociaciones ante las autoridades del Ministerio de Trabajo.

En el sector se especula con la posibilidad que SanCor avance en el corto plazo con más recortes en su estructura productiva.

Se sabe que la industria láctea no está mostrando buenos márgenes de rentabilidad en la actualidad, con el agravante además de que el mercado interno no logra repuntar e incluso enfrenta una fuerte caída en las ventas.