Conte Grand dio la noticia. Se trata del capitán Rubén García, el oficial Leonardo Ecilape, el oficial Subinspector José Alfredo Domínguez, los oficiales subayudantes Mariano Ibáñez y Cristian Righero y los oficiales Manuel Monreal y Juan Gutiérrez.

Luego de que el ministro de Seguridad bonaerense Cristian Ritondo separara a 12 efectivos de la Policía Bonaerense, siete policías fueron detenidos ayer, según informó el ministerio de Seguridad provincial.

Los agentes son el capitán Rubén García y el oficial Leonardo Ecilape que se encontraban a bordo del patrullero al momento del confuso episodio y el Oficial Subinspector José Alfredo Domínguez; los oficiales subayudantes Mariano Ibáñez y Cristian Righero y los oficiales Manuel Monreal y Juan Gutiérrez.

Los capturados fueron trasladados a la ciudad de La Plata, ya que la causa tramita en el Juzgado de Garantías N°2 de allí.

De acuerdo al procurador de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand los teléfonos de los oficiales “ya están siendo investigados”. El objetivo es “rescatar sus contenidos” y a partir de eso “determinar qué sucedió”. En cuanto al motivo que impulsó los arrestos, el funcionario judicial apuntó: “No queríamos que hubiese una eventual fuga”.

La carátula de la causa actualmente es la de “homicidio culposo” pero Lucas Richmond, abogado de las familias de Danilo y Camila, manifestó que pidieron “lo estipulado en el Artículo 80 Inciso 9, un homicidio agravado por la circunstancia de ser personal policial”.

El letrado también sostuvo que varios de los policías investigados tenían antecedentes en Asuntos Internos.