Compartilo:

Realizan una medida de fuerza con movilización. También reclaman por que sus salarios dejen de estar debajo de la línea de la pobreza.

Residentes de hospitales a nivel nacional se encuentran de paro hoy tras una fuerte denuncia: llevan más de cuatro meses de atraso en el pago de sus haberes.

La medida de fuerza incluirá una marcha desde el establecimiento de pediatría Garrahan hacia la Secretaría de Salud y Desarrollo Social para exigir también una recomposición salarial, el cobro en término de los haberes del personal de primer año y el cumplimiento de la ley que rige la actividad, informaron los trabajadores en el comunicado de prensa.

“La residencia es una beca de posgrado para formarse en el servicio, de dedicación exclusiva, a la que se accede por concurso. Quienes se capacitan en el sector estatal apuestan a la salud pública y de calidad. Desde junio último, los profesionales trabajan 8 y 9 horas diarias de lunes a viernes, sin considerar las horas extras no registradas, y cubren además guardias habituales y de fin de semana durante toda la jornada”, afirmaron.

También señalaron que además de “no cobrar el salario, los residentes no tienen obra social y sus ingresos se ubican por debajo del valor de la canasta básica total, devaluados y atrasados respecto de la inflación y las remuneraciones de otros pares de hospitales”.