Tras una denuncia vecinal por maltrato animal en Quilmes, efectivos de la comisaría Tercera y personal de Zoonosis rescataron a 13 perros de raza caniche que vivían en condiciones deplorables en un criadero clandestino de la zona oeste de la ciudad.

Luego ser examinados por un profesional, se corroboró que las 6 hembras y los 7 machos padecían infecciones y otras enfermedades. Además, habitaban en un espacio sin higiene, rodeados de sus propias heces.

A raíz de esta situación, desde la UFIJ Nº 4 se dispuso el secuestro de los animales y su entrega a una asociación protectora de animales, donde se encuentran bajo el cuidado de especialistas.

A través de las redes sociales, la organización Remís Mascotero compartió imágenes de los perros y sostuvo que algunos de ellos eran “el descarte”. “Los cuatro del fondo en peor estado que dejaron ahí para que se mueran”, detallaron.

“Por el momento no pueden ser dados en adopción, por favor no insistan”, explicaron desde el organismo, y pidieron ayuda para costear los gastos de asistencia y comprar alimento balanceado, medicamentos, insumos farmacéuticos y mantas.