Compartilo:

Junto al Gobierno de facto y organizaciones políticas, discutirán tres objetivos: pacificar al país, definir los acuerdos para la convocatoria de nuevas elecciones generales y alcanzar un consenso para elegir un nuevo Tribunal Supremo Electoral

Este lunes se constituyó una mesa de diálogo y pacificación para Bolivia a convocatoria de la Conferencia Episcopal, la ONU y la UE y en la que están presentes el Gobierno de la autoproclamada presidenta Añez, los partidos políticos y representantes de la sociedad civil.

“El Sistema de las Naciones Unidas busca apoyar los esfuerzos por pacificar la situación en Bolivia. Este lunes se anunciaron el comienzo de un diálogo nacional y el despliegue de una misión de derechos humanos que investigará los hechos de violencia registrados recientemente en ese país”, ha apuntado la misión de la ONU en Bolivia.

Segun  publicó Infobae, los objetivos de las conversaciones son tres: pacificar al país, definir los acuerdos para la convocatoria de nuevas elecciones generales y alcanzar un consenso para elegir un nuevo Tribunal Supremo Electoral.

La convocatoria de la Conferencia Episcopal subraya que “el diálogo es el camino apropiado para superar las diferencias entre bolivianos”, defendiendo que “celebrar nuevas elecciones, transparentes y confiables es el mejor camino para superar las diferencias en forma democrática y pacífica”.

Este mismo lunes se ha conocido que la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha desplegado un equipo en Bolivia para “esclarecer los hechos de violencia”, informa la Oficina para América del Sur de la agencia que dirige la expresidenta chilena. La misión habría mantenido ya reuniones con actores nacionales bolivianos.