Será el próximo miércoles 5 de febrero. “Nuestro ingresos vienen en picada”, explicaron desde A.C.C.RE.

La Sociedad sin fines de lucro de choferes, titulares, administrativos y operadores de remises anunció un paro y movilización para reclamar la falta de respuesta municipal ante la proliferación del transporte ilegal en la ciudad.

Los choferes consideran que sus ingresos “vienen en picada y los costos para mantener la unidad y la diaria del chofer ya no sirven y no llegan a cubrir las necesidades básicas para todo nuestro sector”.

Argumentaron que “esto se debe a la proliferacion del transporte ilegal y su plataforma pirata y precarizadora del trabajo que es UBER”.

A raíz de esto y la falta de respuesta por parte del municipio encabezado por Julio Garro, harán una retención de tareas que contará con movilización el miércoles 5 de febrero.

En una carta dirigida a Oscar Negrelli, expresaron que la situación “se tornó insostenible” y que generó “un gran malestar de accionar municipal y la desigualdad con la que tratan a los propietarios de vehículos habilitados y agencias de remises”.