Compartilo:

La crisis económica golpea sin freno y dejó en la calle a 240 trabajadores de la empresa metalúrgica Eitar SAIC, de Bernal Oeste, cuyos dueños presentaron la quiebra ayer luego de que la AFIP les embargara las cuentas por una deuda millonaria de impuestos, que se incrementó en los últimos años como consecuencia de la caída de las ventas, producto de la importación descontrolada.

La planta industrial, que fabrica accesorios para artefactos a gas y está ubicada en calle 189 N° 950, se encuentra tomada por los empleados, quienes custodian las máquinas con el afán de formar un cooperativa de trabajo; proyecto que ya iniciaron para presentar ante el juez que tramitó el concurso de acreedores iniciado por los propietarios hace un año y medio atrás.

El jueves por la noche, los dueños de la empresa se llevaron computadoras y vaciaron las oficinas de administración. No dieron mayores explicaciones a sus empleados, sólo se limitaron a decir que no podían seguir adelante por la gran deuda que tenían con el Estado y el personal.

Asimismo, el secretario General del gremio metalúrgico confirmó: “Estamos haciendo guardia en la planta. Ya iniciamos el trámite para formar una cooperativa y lo vamos a presentar al juez del concurso. El objetivo es no perder un puesto de trabajo más y que la fábrica no cierre”.