La región que hoy es epicentro de la pandemia en el país evidenciará una tenue flexibilización en una nueva etapa del aislamiento obligatorio que anunciará el presidente Alberto Fernández. Conocé en qué consistirá esa apertura.

El presidente Alberto Fernández anunciará este jueves una nueva extensión de aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus en el país, hasta el 21 de junio. El Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) es la principal preocupación y es así que prevén un refuerzo en los controles de permisos de circulación, aunque anticipan una tenue flexibilización en la Provincia.

Desde el primer anuncio de cuarentena, allá por el 19 de marzo, el Ejecutivo Nacional fue centrando su preocupación sobre el AMBA, donde están concentrados la gran mayoría de los casos detectados. Es así que, en esta nueva etapa de aislamiento, el transporte será clave para evitar la circulación del covid-19 en lo que hoy es el epicentro de la pandemia en la Argentina.

Para esta nueva “cuarentena oxigenada”, el Gobierno porteño elevó nuevas propuestas para habilitaciones comerciales y sumar días para actividades recreativas:

  • Reapertura de comercios barriales, con la incorporación de nuevos rubros.
  • Autorización de un día más para salidas recreativas de niños.
  • Nuevo horario para salidas deportivas, como correr o caminar.
  • El diseño de un protocolo para la vuelta gradual a las escuelas.

La habilitación de espacios públicos de entrenamiento para niños y adolescentes.En la provincia de Buenos Aires, en tanto, el Gobierno provincial descarta una ampliación a gran escala, y seguirá manteniendo el ritmo de permisos, con prioridad en sectores productivos.

  • Habilitación de nuevas actividades económicas, en distintos rubros.
  • Autorización para salidas recreativas y deportivas en el interior de la provincia, en municipios con escala circulación viral.

En cuanto al conurbano, la ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, aseguró este jueves que en la nueva etapa del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus que iniciará el lunes “no habrá una apertura” en esa región y reclamó “prudencia” a los intendentes del interior que exigen nuevas habilitaciones.

La funcionaria manifestó, en declaraciones a radio El Destape, que en la provincia de Buenos Aires se registra “un crecimiento en la circulación del virus”, por lo que “el primero, segundo y tercer cordón del conurbano no van a tener una apertura de la cuarentena”.

García reconoció que estudiaban la posibilidad de autorizar la venta de indumentaria “pero sólo en comercios de proximidad, y con modalidad de no ingreso al local y no probarse la ropa”, y añadió que “en cuanto a las demás actividades, en el conurbano no va a haber aperturas”.

Dijo que el transporte público continuará permitido sólo para trabajadores que desarrollan tareas esenciales y que seguirá estando limitado el transporte interurbano, al tiempo que agregó que “se necesita que no se siga circulando de la Ciudad de Buenos Aires a la provincia”.

La ministra de Gobierno explicitó que “distinto es el caso del interior, donde casi todas las actividades comerciales y profesionales están habilitadas”. Y explicó que a pesar de que el interior bonaerense se registran pocos casos de coronavirus, la provincia está “con una mirada muy atenta” porque siguen apareciendo contagios.