Polémica por la instalación de un supermercado en 1 y 67

Enojo de almaceneros y vecinos de la zona.

El proyecto ya comenzó a ser tratado por la Comisión de Ordenamiento Urbano Territorial (CUOT) que se reunió por primera vez luego de estar meses paralizada. El hipermercado contaría con cinco pisos, aunque la atención al público sería sólo en la planta baja. La iniciativa incumple en más de un punto normativas vigentes pero la firma busca una excepción.

Según el expediente ingresado a la comisión especial del Concejo Deliberante, el proyecto contempla la construcción de un supermercado COTO en un predio abandonado donde funcionaba una fábrica de velas, ubicado en Avenida 1 entre 67 y 68.

En ese sentido, vecinos de la zona del barrio El Mondongo expresaron que los "están tomando el pelo", porque aseguran que el municipio va a brindar seguridad las 24 horas para el supermercado, pero que ellos vienen reclamando hace meses la falta de patrulleros en la zona.

"Estamos cansados de la inseguridad en El Mondongo. Dicen que la construcción del COTO va a prever la delincuencia y la zona roja, pero es mentira", expresó Daniel Dominguez a este medio.

El delegado de la asamblea vecinal, dijo que "con plata se arregla todo" y agregó:

"nos siguen tomando el pelo y esto no va a quedar así porque la gente se cansa".

Por otro lado, comerciantes mostraron su preocupación por la llegada del supermercado. Aseguran que el mismo, va a dejar "sin trabajo a los negocios más pequeños".

El proyecto

El hipermercado tendría cinco pisos que se repartirían de la siguiente manera. Dos sub suelos con estacionamiento para 290 autos, la planta baja estaría el comercio abierto al público, el primer piso con el sector de depósito y la administración y un segundo piso donde funcionaría la sala de máquinas de los montacargas y termo tanques.

Las dimensiones del edificio exceden por mucho el parámetro urbanístico de ocupación del suelo determinado por la legislación local que prohíbe los comercios de grandes superficies dentro del Casco Urbano.

También se incumpliría con la ordenanza municipal 9090 ya que el nuevo local estaría ubicado a menos de 10 kilómetros de la sucursal de calle 43 entre 9 y 10 que funciona desde hace años en forma irregular porque también supera las dimensiones máximas.

La empresa pretende obtener una excepción presentando un proyecto “amigable con el medio ambiente” por lo que planea la construcción de terrazas verdes, instalación de paneles solares, utilización de agua de lluvia y también hacerse cargo del mantenimiento de Plaza Matheu, espacio verde ubicado a solo una cuadra.

Desde el municipio ven con buenos ojos esta iniciativa porque pondría en valor un predio abandonado, permitiría “realzar la zona lindera” y crearía 200 nuevos puestos de trabajo de dependencia directa.

Right Menu Icon