Dos enfermeras y un vigilador privado fueron amenazados por un integrante de la Bonaerense armado este martes a la noche en el centro de salud de 66 y 153. La intimidación fue cuando llevó a su pareja, también policía, quien habría sufrido convulsiones y ante una presunta demora en la atención. Ahora piden custodia. Al agresor lo separaron de la fuerza.

Un oficial ayudante de la Policía Bonaerense, quien cumplía funciones en el área de Informática del Ministerio de Seguridad, fue desplazado de la fuerza luego de que anteanoche protagonizara un violento episodio en la Unidad de Pronta Atención (UPA) de Los Hornos, en la ciudad de La Plata, explicaron fuentes oficiales.

Se trata de Juan Joel, quien este martes a la noche llegó en auto con su pareja, una policía con carpeta médica desde hace siete meses, para que sea atendida luego de sufrir unas convulsiones.

Al parecer, molesto por la demora en la atención, Joel extrajo una pistola 9 milímetros, y amenazó a dos enfermeras y un vigilador privado, para que asistan a la mujer.

En medio de la tensión del episodio, la paciente fue revisada por los profesionales, y luego las víctimas de las intimidaciones radicaron la denuncia en la comisaría Tercera.

En la seccional, los damnificados tomaron conocimiento de que el agresor era integrante de la fuerza. En el caso tomó intervención la UFI N° 7 de La Plata, de la fiscal Virginia Bravo, desde donde se iniciaron actuaciones por amenazas calificadas.

Desde la Auditoría General de Asuntos Internos desafectaron al oficial ayudante.

En tanto, los empleados del UPA Los Hornos pidieron la custodias de buenos policías en el centro de salud al referir que son frecuentes los hechos de violencias en esa entidad.