De esta manera las autoridades sanitarias esperan poder potenciar la contención del virus y minimizar las posibilidades de contagio.

Las autoridades de Salud de la Nación y de la ciudad de Buenos Aires informaron este viernes que analizan un nuevo caso sospechoso de coronavirus (se trata de una persona muy cercana al segundo caso confirmado en el país) y anunciaron un cambio en el protocolo dispuesto para intentar contener el brote de la enfermedad.

En conferencia de prensa celebrada en Casa Rosada, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, informó que se modificó el protocolo que debe activarse en caso de que una personas presente síntomas consistentes con el coronavirus y pidieron que en lugar de acudir a un centro de salud, el paciente debe llamar a un servicio de emergencia para que lo visiten en su hogar.