Un vecino de Florencio Varela persiguió a un delincuente que le había robado su teléfono móvil y, de manera sorpresiva, logró reducirlo y encerrarlo en el baúl de su auto. Cuando llegó la Policía lo entregó para que se lo lleven detenido.

El hecho comenzó el hombre, de 38 años, fue interceptado por un joven que a punta de pistola le exigió que entregue el celular. Sin resistirse, la víctima se lo dio y el delincuente emprendió la fuga a la carrera. Pero repentinamente, indignado por lo que había ocurrido, el vecino corrió a buscar su auto y empezó a manejar en dirección hacia la zona donde había escapado el hampón.

Tras circular algunas cuadras, logró divisar al malviviente y comenzó a seguirlo sigilosamente. Finalmente, el delincuente de 19 años se paró en la esquina de las calles Fleming y Río Traful, en Villa Vatteone, donde creyó que estaría a salvo tras correr varias cuadras. En ese momento, la víctima aprovechó la oportunidad, bajó del auto y comenzó a golpearlo con furia hasta que logró inmovilizarlo. Luego, lo encerró en el baúl y pidió prestado un celular para llamar al 911.

En apenas unos minutos arribaron al lugar dos efectivos a bordo de un móvil policial del Comando de Patrullas, bajo las órdenes del comisario inspector Sergio Martínez. Luego de de escuchar a la víctima, los agentes abrieron con asombro el baúl del rodado y encontraron al joven bastante golpeado. Ante la presencia de un testigo, los policías requisaron al acusado y descubrieron que tenía en su poder el celular del denunciante.

A raíz de los hechos, los agentes trasladaron al malviviente a la Comisaría Primera de Florencio Varela, donde la víctima radicó la denuncia en la que tomó intervención la Unidad Funcional de Instrucción N° 2 de dicha ciudad, perteneciente al Departamento Judicial Quilmes.

(Fuente: Diario Popular)