Compartilo:

Un equipo periodístico argentino denunció atropellos contra la prensa nacional y malos tratos por parte Fernando Luis Camacho y funcionarios del Gobierno de facto. Luego de ser incomodado por las preguntas de los trabajadores de prensa que fueron enviados especialmente a cubrir el golpe de Estado de Bolivia, el empresario pidió la expulsión de  periodistas de América 24, TN y Telefé. 

En un video editado por el medio Tiempo Argentino, se puede ver como los funcionarios “castigan” a los trabajadores de prensa y los tilda de “sediciosos”. El periodista de Telefe, Mariano García, cobró notoriedad en el país andino, luego de su viral contrapunto con el Luis Fernando Camacho.

 

Una funcionaria del gobierno de facto, brindó una conferencia de prensa ante periodistas de Bolivia, quienes consultaron si realmente se había pedido la expulsión de sus colegas argentinos. Roxana Lizárraga, ministra de comunicación de Bolivia, afirmó la acusación y explicó que “los periodistas o pseudo periodistas bolivianos y extranjeros que están haciendo sedición en nuestro país, tienen que responder a la ley boliviana”.

Ante la gravedad de la situación, la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) emitió un comunicado en el que condenó las agresiones y amenazas recibidas por los equipos de TV argentinos.

Por su parte el ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Jorge Faurie, condenó la declaración de la funcionaria y la tildó de “inadecuada”.

En el comunicado emitido por la Cancillería Argentina, expresan el total repudio y solicitó “a las autoridades en ejercicio del poder en Bolivia velar por la seguridad e integridad física de los medios argentinos presentes en territorio boliviano, trabajando en la cobertura de los sucesos que son de público conocimiento”.

Por otro lado el Consulado General de Argentina en La Paz ya tomó contacto con los periodistas argentinos a raíz de las situaciones de violencia a las que fueron sometidos en estas últimas horas y se continuará en seguimiento de la situación para asegurar la defensa de la libertad de prensa y la asistencia a los ciudadanos argentinos.

En horas de la noche, la ministra Patricia Bullrich anunció que “rescatamos y pusimos a salvo a los periodistas argentinos amenazados en Bolivia”, y agradeció a gendarmeria por el compromiso permanente.