Compartilo:

El hecho ocurrió este fin de semana y provocaron importantes daños. Las autoridades de la escuela debieron suspender las clases.

Este domingo por la noche delincuentes provocaron destrozos en la Escuela Media N°22, donde debieron suspender las clases. Allí desparramaron harina, dulce de leche, pintura y hasta bebidas por los pasillos y aulas del establecimiento ubicado en 520 y 138.

Además, revolvieron todos los armarios de preceptoria, departamento de alumnos, gabinete, cocina y dirección, mientras que robaron mercadería del kiosco.

También tuvieron tiempo para romper puertas, vidrios y armarios de la escuela. En ese marco, las actividades quedaron suspendidas para poder realizar las pericias correspondientes y luego poner en condiciones la institución.