En concordancia con las disposiciones tomadas por el Gobierno Nacional y Provincial, la Municipalidad de La Plata decidió otorgar una licencia especial para trabajadores comunales con hijos durante la suspensión del dictado de clases. La medida no incluirá áreas operativas claves de gestión para atender la prevención del Coronavirus.

Como parte de las medidas dispuestas tendientes a prevenir la propagación de la enfermedad COVID-19, el municipio determinó ampliar el Artículo 1° del Decreto 441/20 a los fines de autorizar a los empleados de dicha administración “la dispensa de presentarse en sus lugares de trabajo mientras dure la suspensión del dictado de clases en todos sus niveles, ámbitos y modalidades en las escuelas municipales, provinciales y nacionales”.

En este sentido, el secretario de Coordinación del Municipio, Oscar Negrelli, explicó que “esta decisión alcanza a los progenitores, personas legalmente responsables y tutores legales de menores cuya presencia en el hogar resulte necesaria e indispensable para su cuidado, sin que se afecte la percepción de las remuneraciones normales”.

“Tomamos esta decisión teniendo en cuenta lo dispuesto por las autoridades nacionales y provinciales, considerando que ante la suspensión de las clases esta medida es de suma necesidad para la protección de la salud de la población en general”, manifestó Negrelli, y puntualizó que “la medida no incluye a personal de las áreas de Salud y Seguridad de la Comuna, a excepción de aquellas personas que integren grupos de riesgo”.

El decreto establece que, caso de que ambos progenitores o responsables pertenezcan al personal de la administración municipal, la exención será otorgada solo a uno de ellos. En tanto, las personas alcanzadas por esta medida deberán solicitar la licencia vía mail adjuntando la foto de DNI del niño o la niña.

Conjuntamente, cabe destacar que el texto establece que la disposición regirá para todo aquel trabajador municipal con hijos declarados en su legajo personal antes de la promulgación del decreto.

DISPOSICIÓN GENERAL

Cabe destacar que el Municipio decretó, a partir del lunes 16 de marzo, y en tanto continúe la emergencia, que todos los agentes que integren grupos de riesgo en relación a la enfermedad quedan exentos de presentarse en sus lugares de trabajo, sin que esto perjudique el presentismo ni las horas extras.

Según se recordó, la medida incluye a mujeres embarazadas; personas inmunosuprimidas, con problemas respiratorios, con patologías cardíacas, que padecen diabetes tipo 1, que sufren insuficiencia renal y a mayores de 60 años.

Cabe destacar que la disposición también abarca a quien tenga indicación médica de guardar aislamiento por cualquier tipo de circunstancia, por ejemplo a quienes convivan con un familiar que forme parte del mencionado grupo de riesgo.