El secretario de Coordinación municipal evaluó el funcionamiento de la ciudad tras el temporal que complicó a la ciudad.

Este fin de semana, una tormenta de gran magnitud azotó a la ciudad de La Plata y muchos barrios de la periferia se vieron afectados. En diálogo con Classique, Oscar Negrelli valoró el trabajo del Comité Operativo de Emergencias Municipal (COEM) y contó que desarrollaron las tareas de asistencia y contención dispuestas para las zonas afectadas por las intensas lluvias.

“Luego de la gran cantidad de agua que cayó este fin de semana, tormenta más grande desde el trágico 2 de abril de 2013, la ciudad mostró el comportamiento de acuerdo al avance de las obras de un 70%, las cuales respondieron muy bien en esta oportunidad”.

“En la previa del temporal, enviamos una alerta NARANJA para que la población esté activa y donde se trabajó en conjunto con los equipos de Protección Civil, Espacios Públicos, Control Ciudadano, Seguridad, Salud y Gobierno”, explicó.

Las zonas más perjudicadas fueron Melchor Romero, Los Hornos, Altos de San Lorenzo y El Rincón, con una altura de agua de 15 y 20 cm en promedio. Negrelli insistió en que “el escurrimiento de las aguas tuvo que ver con el avance de las obras”.

Además, dijo que “semejante lluvia no se llevó ninguna víctima fatal ni personas heridas. La vida corre menos peligro que antes”.

Por otro lado, pidió a la población ”ser consiente y no usan el arroyo como depositario de basura”.

En otras zonas de la Provincia, como por ejemplo en La Matanza, hubo anegamientos y alrededor de 5 mil personas evacuadas. En ese sentido, Negrelli criticó a la gestión de Magario y dijo que “el modelo de intendencia de La Matanza deja en descubierto que nunca se ocuparon de la gente y no hicieron lo que tenían que hacer”.