Desde el Servicio Penitenciario de Entre Ríos confirmaron que luego de hacerle varios estudios, se confirmó que la joven no será madre. Qué piensa y por qué miente.

Nahir Galarza, la joven de 21 años condenada a prisión perpetua por el crimen de su novio, Fernando Pastorizzo, anunció en la noche de este jueves que estaba embarazada de cinco meses, aunque desde el Servicio Penitenciario de Entre Ríos confirmaron este viernes que tras hacerle varios estudios médicos, la reclusa no será madre.

En diálogo con el periodista Elías Moreira Aliendo, Galarza sostuvo que recientemente tuvo pérdidas y sufrió varios dolores, por lo que finalmente tuvo que contar la verdad para que un médico la viera, ya que hasta ahora no había recibido atención de ningún profesional.

“No conté lo del embarazo por miedo. Quiero cuidar a mi bebé”, aseguró hace unas horas Galarza, y dijo también que no sabía quién era el padre de su bebé, ya que en los últimos meses estuvo con varios hombres.

A pesar de su confirmación, el director del Servicio Penitenciario de Entre Ríos, Marcelo Sánchez, explicó al medio Ahora que tras hacerle varios estudios a la joven, finalmente se constató que no será madre.