De larguísima trayectoria profesional, es muy recordada por sus recetas en la revista “Anteojito y Antifaz”. Tenía 94 años.

Blanca Cotta, una de las cocineras más emblemáticas de la Argentina, falleció este miércoles a los 94 años. Durante su extensa carrera, logró que sus recetas llegaran a miles y miles de hogares argentinos.

Criada en Quilmes, se recibió de maestra y de profesora en Letras. Sin embargo, su camino vital la llevó a la gastronomía. “Mi intención ha sido siempre tomar el hecho de cocinar con un alto sentido del humor y optimismo, y simplificar la manera de hacerlo”, dijo alguna vez, según cita Clarín.

En la década del 60, fue jefa de redacción y guionista del programa “Buenas tardes, mucho gusto”. Fue un éxito en aquella televisión que daba sus primeros pasos. Allí, compartió set con numerosos cocineros de renombre, como Choly Berreteaga, Doña Petrona y Miriam Becker.

Sin embargo, muchos tal vez la recuerden por su trabajo en la emblemática revista “Anteojito y Antifaz”, de Manuel García Ferré, donde editó una sección llamada “Comiditas”, que fue pionera en el rubro de la gastronomía infantil.

En Clarín pasó por distintas secciones como el suplemento “Clarín Rural”, donde escribió sugerencias para amas de casa. Luego en el suplemento “Ollas y sartenes” y hasta el día de hoy tenía una columna en la revista Viva.