El intendente de La Plata, Julio Garro, y los gremios que nuclean a los empleados municipales iniciaron un nuevo tramo anual de negociación paritaria en el que el municipio ofreció un bono de 3.000 pesos para todos los trabajadores que integran el plantel y una mejora salarial atada a la inflación mensual, a partir de este mes, para que no haya pérdida del poder adquisitivo.

Según pudo saber este medio, el aumento será de entre un 16 y 17% con los sueldos de septiembre, aproximadamente.

Cabe mencionar que este año, la comuna había acordado a comienzo del 2019 una suba total del 32% para los trabajadores municipales, la cual se abonó de forma escalonada: 4% en abril; 9% en julio y el 9% restante a partir de octubre del presente.

Descontento de trabajadores municipales autoconvocados

Los mismos se encuentran en asamblea permanente desde el 3 de septiembre con retención de tareas sin atención al público por dos horas, resolvieron renovar la medida de fuerza. La misma contempla nuevas retenciones desde hoy 11:30 en adelante.

El reclamo está basado en exigir una recomposición salarial del 35% de aumento (además del 9% ya acordado con anterioridad a cobrarse en octubre) y un bono de $5.000 que abarque a todas las formas de contratación: desde los destajistas, pasando por mensualizados y contratados.

En diálogo con Classique, delegado de ATE contó que reciben -dentro de la escala salarial- “el sueldo más bajo de la región”.

Los empleados muncipales de la Torre I comenzaron a organizarse la semana pasada “al no sentirse representados por ningún sindicato” que está llevando adelantelas negociaciones con el intendente Julio Garro.