Compartilo:

Ocurrió en Tafí Viejo, Tucumán, cuando la víctima caminaba en la calle junto a su pequeña hija.

Un hombre asesinó de un escopetazo a su ex pareja frente a la hija de seis años de ambos y luego se suicidó, en una calle de la ciudad de Tafí Viejo, Tucumán, informaron hoy fuentes policiales.

La víctima fue identificada como Verónica Ponce (34), quien fue atacada ayer en la calle Camino del Perú, entre Juan Manuel de Rosas y Coronel Larrabure, cuando caminaba con su hija, detallaron los voceros. De acuerdo a la pesquisa, la mujer fue atacada de un escopetazo por su ex pareja y padre de la niña testigo del femicidio y de otro hijo, de 11 años, Ariel Francisco Barán (43), a quien había denunciado en varias oportunidades.

Un hombre asesinó de un escopetazo a su ex pareja frente a la hija de seis años de ambos y luego se suicidó, en una calle de la ciudad de Tafí Viejo, Tucumán, informaron hoy fuentes policiales.

La víctima fue identificada como Verónica Ponce (34), quien fue atacada ayer en la calle Camino del Perú, entre Juan Manuel de Rosas y Coronel Larrabure, cuando caminaba con su hija, detallaron los voceros. De acuerdo a la pesquisa, la mujer fue atacada de un escopetazo por su ex pareja y padre de la niña testigo del femicidio y de otro hijo, de 11 años, Ariel Francisco Barán (43), a quien había denunciado en varias oportunidades.

Según las fuentes, Ponce fue interceptada por Barán, quien se bajó de una camioneta y en plena calle comenzó a discutir con ella hasta que con una escopeta de doble caño la asesinó. Acto seguido, con la misma arma, se mató, añadieron los voceros.

La pareja estuvo casada más de 15 años y hace unas semanas se había separado. Familiares de la mujer dijeron que Barán “estaba enfermo, era muy celoso y nunca aceptó ayuda” pese a las numerosas denuncias realizadas por la mujer.

“Él era muy celoso, le ofrecimos ayuda y su familia también, pero no la dejaba hacer nada porque estaba enfermo” contaron los familiares, quienes cuestionaron que “tanto la Policía como la Justicia no hicieron nada para evitar el trágico desenlace”. Este es el femicidio número 18 que se registra en la provincia de Tucumán en lo que va de 2019.