Un gran número de la población argentina aún no es consiente de los riesgos de salir de su casa. Con increíbles excusas intentan justificarse.

Las fuerzas de seguridad federales y provinciales de todo el país detuvieron a más de 1.200 personas que violaron la cuarentena obligatoria por el coronavirus, informaron este sábado fuentes oficiales.

El Ministerio de Seguridad santafesino reportó 306 personas aprehendidas en todo el territorio provincial. El caso más llamativo ocurrió en la ciudad de San Lorenzo, ubicada a 35 kilómetros al norte de Rosario, donde fueron detenidas 44 personas, entre ellas siete menores que participaban de un picnic sobre la costa del río Paraná, en un espacio público.

Otras seis personas fueron detenidas también en Rosario en la Terminal de Ómnibus local cuando regresaban en dos micros de Brasil, pero pretendieron engañar a las autoridades con que venían de Mar del Plata para evitar la cuarentena de 14 días.

En Tucumán fueron aprehendidas 208 personas por incumplir la cuarentena total y de inmediato se dio intervención a la Fiscalía Especializada en Delitos Complejos, a cargo de la fiscal Mariana Rivadeneira.

En Río Negro hubo 34 detenidos, cuatro en San Carlos de Bariloche, entre ellos tres automovilistas que corrían picadas a bordo de sus vehículos particulares en cercanías al cementerio local.

En Misiones, 136 personas fueron demoradas en distintos procedimientos y en San Luis hubo 173 ciudadanos detenidos en la vía pública.

En tanto, en Bahía Blanca 31 personas fueron aprehendidas desde las 22.20 hasta las 6 por no respetar el aislamiento obligatorio.

En Córdoba ya hubo unos 250 detenidos, entre ellos dos alemanes que estaban prófugos desde el martes tras haber escapado de un hotel en el que estaban alojados.

En Mendoza, este sábado detuvieron a 15 personas, lo cual sumaron 29 personas acusadas por violar la cuarentena en esa provincia de Cuyo.