La madre de Johana, la joven desaparecida hace 22 meses en La Plata, brindó una conferencia de prensa junto a organizaciones sociales, feministas y gremiales. “Sostenemos el pedido de memoria verdad y justicia”, dijo.

Este viernes Marta Ramallo brindó una conferencia de prensa que tuvo lugar desde las 11 en la sede de la CTA ubicada en 6 entre 47 y 48. “El 30 de abril  recibimos la terrible noticia”, expresó sobre la confirmación, mediante un estudio de laboratorio incorporado al expediente, de que los restos hallados en 2018 en la playa Palo Blanco de Berisso eran compatibles con los de Johana Ramallo.

“Mi vida se derrumbó otra vez”, contó entre lágrimas, “pregunto por qué nadie nos escuchó cuándo pedimos que nuestras pibas aparezcan vivas”.  Luego agregó: “yo buscaba que me digan que los restos encontrados no eran de Johana”.

Marta también sentenció que Johana “no desapareció sino que la desaparecieron. A Johana la descuartizaron y la tiraron al lado de un arroyo. Pido que encuentren a los culpables. El poder judicial la desaparece al no sacar medidas en carácter de urgente. Las comisarías más cercanas son las culpables”.

Víctor Hortel, abogado de la familia, confirmó que se levantó el secreto de sumario y que la hipótesis a la que apuntan señala que Johana fue víctima de una red de trata de persona.