En el libro de Santiago O’Donnell, Mariano define al ex presidente como un “apostador compulsivo” y lanza feroces insultos.

Las revelaciones de Mariano Macri, el hermano menor de Mauricio Macri, provocaron una fuerte grieta dentro de la familia del presidente luego de la publicación del libro del periodista Santiago O’Donnell, que salió a la luz la semana pasada y cuenta con más de 17 horas de entrevistas con múltiples críticas, acusaciones por hechos de corrupción y revelaciones íntimas. “Es el mayor hijo de puta que jamás haya conocido en mi existencia”, disparó en uno de los diálogos sobre su vínculo con Mauricio.

Imagen

La textual aparece en uno de los tramos finales de “Hermano”, el libro publicado por O’Donnell la semana pasada y editado por Pengüin Random House donde el menor del clan Macri revela algunas intimidades de su relación con el ex presidente, desde su pésimo vínculo hasta acusaciones por hechos de corrupción, desmanejo de las empresas familiares y críticas por el modo en el que gobernó el país durante cuatro años.

Lo más fuerte fue el insulto que disparó sobre el final: “Mauricio es el mayor hijo de puta que jamás haya conocido en mi existencia”. “Como presidente, Mauricio siguió haciendo negocios y dejó huellas por todos lados”, agregó. En otro tramo del libro sostuvo que otro de los hermanos de la familia Macri, Gianfranco, hizo de “testaferro” del entonces presidente “en el caso de los Parques Eólicos”, una de las acciones que derivó en una causa judicial por la que el ex mandatario está siendo investigado.

“Put… de mierda, te voy a matar”: lo denunció en secreto y él la atacó a balazos delante de sus hijos

“De un hermano presidente yo hubiera esperado que suprimiera los servicios de inteligencia. Él quiso doblegar y habrá operado en la Justicia. Por algo puso a un amigo de la calaña del Negro (en referencia a Gustavo Arribas), que por más afecto que le tenga es un tipo bien turbio: para continuar con las escuchas, los seguimientos y las carpetas”.

Imagen

“MAURICIO ERA UN APOSTADOR COMPULSIVO”

En otro de los tramos, Mariano Macri también revela una faceta desconocida del ex presidente: “Yo lo veía como un promotor del bullying, esa forma de desgaste, de pinchar al otro, de provocarlo, de estresarlo, llevarlo al límite, después también yo sufrí eso en muchas instancias”. Otra de las frases que se destacan es cuando relata que “Mauricio era un apostador compulsivo”. “Apostaba en un partido de paddle, de tenis, de golf. Llegaban a un punto de sofisticación que apostaban por pelota, por un tiro. Y jugaban mucho a las cartas, había épocas en las que también apostaban favores”, recordó el hermano del ex jefe de Estado.

De hecho, recordó que a Gianfranco Macri le gustaban mucho las películas de terror y que solía obligarlo a verlas para asustarlo. “Mamá lo ataba a los radiadores, era medio incontrolable. Ella y el viejo lo surtían mucho”, relató sobre el segundo hijo varón.

EL RECUERDO DE SANDRA, LA HERMANA FALLECIDA

En el libro además Mariano Macri recuerda con mucho cariño a Sandra, su hermana fallecida en 2014 tras atravesar una larga enfermedad. La definió como una “local linda” y señaló que “en una sociedad donde la gordura era condenada, ella llevaba el estigma muy marcado de que era gorda. De chiquita era preciosa, pero mamá ha sido muy maltratadora de mi hermana. Le decía que no quería llevarla con ella a ningún lado porque le daba vergüenza que fuera gorda”.