Compartilo:

El Presidente habló en el Museo del Parque de la Constitución de esa provincia, donde en 1994 se realizó la mayor reforma de la carta magna.

Hace 25 años convencionales constituyentes dieron inicio a 90 días de arduos debates para lo que fue la mayor reforma a la Constitución Nacional y, en el aniversario de las bodas de plata de aquella Convención Constituyente, el presidente Mauricio Macri encabezó el acto conmemorativo en el museo del Parque de la Constitución, en Santa Fe capital.

“La constitución es la ley que nos transforma en una Nación, el acuerdo sobre el que los argentinos construimos nuestra sociedad. Y en estos días difíciles, de angustia para tantos argentinos, si duda alguien podría pensar que ponernos justo ahora a hablar de la Constitución es un capricho, un lujo para otros momentos, pero no. Hoy más que nunca tenemos que hablar de la Constitución porque se trata, antes que nada, de valores, sí de valores. De la unión, la justicia, la paz, de la libertad, es el principio de un sueño común, una declaración que establece: La Argentina es esto, este es país que queremos, así queremos convivir, esto somos los argentinos, y lo que somos me llena de orgullo”, afirmó el Presidente, acompañado por el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo y del presidente de la Corte suprema de Justicia, Carlos Rosenkrantz.

“La Constitución fue la base de convivencia por años y cuando llegó el tiempo de adaptarse a nuevos desafíos, después de uno de los períodos más oscuros de nuestra historia, hubo una generación valiente que en 1994 se animó a construir algo diferente”, agregó Macri.

“Esa reforma fue una apuesta a nuestra madurez, a la institucionalidad, a nuestro sistema electoral, para que sea más representativo, un reconocimiento a la diversidad con avances en los tratados de derechos humanos”, destacó el presidente, y remarcó: “En los últimos 25 años sufrimos crisis, algunas muy graves pero no dudamos de la democracia”, remarcó el Presidente.

“Hoy se respira libertad, hay transparencia y sobre la mesa está la verdad, siempre la verdad, incomode a quien incomode. Hoy no hay abuso de poder, porque entendemos que a mayor poder, más humildad. No hay imposición de ideas ni castigo a los que piensan distinto, hay una sociedad plural”, aseguró Macri.

El Jefe de Estado se refirió a la defensa de la carta magna. “No hay mejor manera que defender la Constitución que acatarla. No atacarla, acatarla”, dijo y fue interrumpido por aplausos. En un tono más político, profundizó sus conceptos. “Y cuando hablamos de acatarla, no es sólo reclamar la libertad de prensa sino dar la cara cada vez que haga falta, dejar que los periodistas pregunten lo que quieran sin presiones y responder todas las preguntas. No sólo hablar de división de poderes, sino respetarla en la práctica, sin nunca querer influir en las decisiones de los jueces o en las votaciones de los legisladores”, añadió.

Al encuentro asistieron varios de los convencionales constituyentes para ser homenajeados y también hubo un espacio para el recuerdo de los convencionales y ex presidentes ya fallecidos Raúl Alfonsín, Néstor Kirchner y Fernando de la Rúa.

En la ceremonia se realizó una entrega de medallas y una foto de familia con los constituyentes presentes. A su vez, a los convencionales que no estén en Santa Fe les enviarán las medallas, indicaron fuentes de las secretarías de Fortalecimiento Institucional y del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, a cargo de los homenajes.

En 1999, hubo otra celebración por la reforma constitucional que además de la reelección, sancionó la creación de la figura del jefe de Gabinete, el tercer senador, el Consejo de la Magistratura, entre otras innovaciones.

En 1999, hubo otra celebración por la reforma constitucional que además de la reelección, sancionó la creación de la figura del jefe de Gabinete, el tercer senador, el Consejo de la Magistratura, entre otras innovaciones.

La Convención Nacional Constituyente, impulsada durante la presidencia de Carlos Menem, sesionó en el Paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral, en la ciudad de Santa Fe, y en el Teatro Municipal Tres de Febrero, en la ciudad de Paraná, Entre Ríos, entre el 25 de mayo y el 22 de agosto de 1994, mientras que la jura se realizó el 24 de agosto en el Palacio San José, en Entre Ríos.

Además de Cristina Kichner, los ex presidentes Eduardo Duhalde, Ramón Puerta y Adolfo Rodríguez Saá también fueron convencionales constituyentes, así como los actuales legisladores Elisa Carrió, Fernando “Pino” Solanas; el ministro de Defensa, Oscar Aguad, y el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, entre otros.

Entre otras personalidades que participaron de la reforma están los ahora jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti, y también los ex ministros de la Corte Eugenio Zaffaroni, Héctor Masnatta y Rodolfo Barra; además del ex vicepresidente Carlos “Chacho” Álvarez.

La reforma constitucional de 1994 estableció la reelección presidencial -que habilitó a Carlos Menem a un nuevo mandato-, la creación de la figura del jefe de Gabinete, el tercer senador, el Consejo de la Magistratura y formas de democracia directa, como la consulta y la iniciativa popular.

Se trató de la séptima modificación de la Constitución, que se sancionó en 1853, y se acordó tras el Pacto de Olivos, entre Menem y el ex presidente y líder de la UCR Raúl Alfonsín.