El Presidente inauguró una nueva sede bancaria en el sur la Ciudad de Bs. As. 

El presidente Mauricio Macri reiteró hoy que este es “un año fundacional, bisagra, para ir hacia el futuro o volver al pasado”, al hablar en la inauguración de la nueva sede corporativa del Banco Santander, en la zona sur de la Ciudad, junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

En su discurso dijo que “siempre es bueno celebrar el crecimiento” de quienes “apuestan” al futuro, en referencia al Banco Santander, con una larga trayectoria en el país.

También elogió que el crecimiento fuera “desde los valores que queremos potenciar para la Argentina, fundamentalmente el crecimiento de las personas”, y especialmente cuando incluye “el desarrollo de las zonas más vulnerables y la creación de empleo capacitado”, al asegurar que van en línea con los valores que impulsa el Gobierno.

“Así es como construimos la Argentina que tanto queremos, trabajando juntos sector público y privado, cada uno desde su lugar”, dijo el Presidente.

Y agregó que para eso el Estado debe estar “allanando el camino” y generando “las condiciones para el desarrollo”, mientras el sector privado debe posicionarse “invirtiendo en infraestructura, desarrollo y capacitación”.

“Estoy cada vez más convencido en este año que es fundacional, bisagra, porque vamos a elegir seguir hacia el futuro o volver al pasado, que sería realmente muy malo”, consideró el mandatario.

Macri remarcó que “todos tenemos que comprometernos” a realizar el esfuerzo “para que haya más gente capacitada en innovación y pueda sumarse a esta demanda” de trabajos de calidad, y en esa línea agradeció al Congreso de la Nación por haber aprobado la Ley de Economía del Conocimiento.

“Por eso, iniciativas como las 10.000 becas que lanzamos hace unas semanas para miles de argentinos que puedan capacitarse en herramientas digitales y conseguir un buen empleo son el paso y el camino que tenemos que llevar”, añadió.

Además dijo que la Argentina necesita “realmente multiplicar” esas cifras y en ese sentido mencionó el programa Aprender Conectados, que es una política del Gobierno para que, desde el jardín de infantes, “los chicos empiecen jugando” a tomar contacto “con el mundo digital, la programación y la robótica”.

“Estoy más convencido que nunca de que cuando los argentinos nos proponemos y trabajamos juntos, como en este caso que es un buen ejemplo, somos imparables y capaces hacer grandes cosas”, concluyó el mandatario.

Macri estuvo acompañado por Rodríguez Larreta; el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne y el titular de Santander Argentina, Enrique Cristofani, y el CEO del Banco, Sergio Lew, entre otras autoridades.

La nueva sede del banco está ubicada en la intersección de las avenidas Paseo Colón y Juan de Garay, requirió una inversión de 170 millones de dólares y en su superficie de 52.200 metros trabajarán más de 2.000 personas, que contarán con salas de reunión, un centro de convenciones, espacios de trabajo compartido, centro médico y gimnasio.

La entidad, en tanto, cuenta con un plantel de 9.000 empleados en todo el país, distribuidos en 468 sucursales en 22 provincias y Cristofani anunció hoy -en la inauguración que la entidad financiera- que proyecta incorporar en los próximos meses a 800 personas con habilidades en programación y nuevas tecnologías.