El fiscal Di Lello impulsó la investigación tras una denuncia de la abogada Valeria Carreras.

Cristina Kirchner fue denunciada en su momento por el delito de traición a la patria por haber firmado un memorándum con Irán, luego ratificado por el Congreso, para que los acusados por el ataque a la sede de la AMIA pudieran ser indagados en Teherán, una forma de destrabar una causa que se encuentra empantanada.

Ahora le tocó el turno a Mauricio Macri. El presidente saliente fue denunciado por el mismo delito por haber firmado un acuerdo con Gran Bretaña, que no fue ratificado por el Congreso, con el antecedente de la guerra por las Islas Malvinas en 1982, que habilita la exploración de la plataforma marítima para buscar hidrocarburos en beneficio de empresas inglesas, el otorgamiento de permisos de explotación ictícola y la autorización de vuelos desde Brasil hacia las islas con una escala prevista en la provincia de Córdoba.

La denuncia había sido realizada por la abogada Valeria Carreras, una de las querellantes en la causa por el hundimiento del submarino ARA San Juan, y este jueves tuvo el dictamen del fiscal Jorge Di Lello, quien impulsó la acción penal contra Macri, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, el canciller Jorge Faurie, el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, el ex ministro de Energía Juan José Aranguren, entre otros funcionarios imputados.