En el día de hoy el mandatario dirá presente en la 74° Asamblea General de las Naciones Unidas.

En lo que será su tercera aparición en las Naciones Unidas (en el año 2017 no asistió por una operación de rodilla y lo sustituyó Gabriela Michetti) como Presidente, Mauricio Macri, quien partió hacia los Estados Unidos ayer por la noche, estará menos de 24 horas en la ciudad de Nueva York.

Junta a una delegación integrada por Jorge Faurie, Fulvio Pompeo, Ivan Pavlovsky, Hernán Lacunza y Guido Sandleris, entre otros, el mandatario mantendrá una fugaz agenda, donde el eje pasará por los avances que el Presidente del Banco Central y el titular de Hacienda puedan lograr con el FMI y el eventual desembolso de los US$ 5.400 millones programados.

Con la idea central de “impulsar los esfuerzos multilaterales para la erradicación de la pobreza, la calidad de la educación, la acción contra el cambio climático y la inclusión” es que desde las 14:15 Macri asistirá al almuerzo ofrecido por el Secretario General de Naciones Unidas, Antonio Guterres, en honor de los jefes de Estado y de Gobierno.

Sobre las 15:45 mantendrá un encuentro con la Alta Comisionada de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, desde donde se profundizará sobre la “cuestión Venezuela”.

En último término, hacia las 18:00 es que tendrá lugar su Intervención en el Debate General de la Asamblea General de la ONU, en tanto que para las 20:00 cerrará su participación con la recepción ofrecida por el Presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump.

Vale recordar que las Naciones Unidas son la única institución global que, pese a las críticas que puedan realizarse, cuenta con la legitimidad que proviene justamente de la membresía universal.

Creada “por Estados para Estados”, se estableció el 24 de octubre de 1945 con 51 países y como resultado de las negociaciones iniciadas por los países que llevaron un enfrentamiento directo en la Segunda Guerra Mundial contra Alemania y Japón.

El eje de la Asamblea de este año pasa por “impulsar los esfuerzos multilaterales para la erradicación de la pobreza, la calidad de la educación, la acción contra el cambio climático y la inclusión”.

En este sentido, la crisis climática está a la cabeza de la coyuntura de la Asamblea General y en el día de ayer alrededor de 60 Jefes de Estado se pronunciaron en la Cumbre de Acción Climática.