Compartilo:

El Superior Tribunal Federal de Brasil aprobó un fallo que señala que los acusados condenados sólo pueden ser arrestados después de la cosa juzgada, es decir, después de que se hayan agotado todas las apelaciones.

Por 6 votos contra 5, el Superior Tribunal Federal de Brasil aprobó un fallo que rechaza el arresto después de la condena en segunda instancia.

Con la decisión, los acusados condenados sólo pueden ser arrestados después de la cosa juzgada, es decir, después de que se hayan agotado todas las apelaciones.

Este dictamen beneficia al expresidente de Brasil Lula Da Silva, quien de esta manera recuperará su libertad hasta que el juicio en su contra consiga un fallo que quede firme.

La decisión es válida para todas las instancias del poder judicial y será vinculante , de cumplimiento obligatorio. El fallo alcanza a por lo menos 5 mil personas.

El voto del presidente de la Corte, el ministro Dias Toffoli, fue decisivo ya que las posturas estaban empatadas en cinco votos para cada laado. Quienes votaron afirmativamente fueron los ministros Moraes, Fachin, Barroso, Fux y Carmen Lúcia; Quienes votaron en contra fueron los ministros Marco Aurelio, Rosa Weber, Lewandowski, Gilmar Mendes, Celso de Mello y Toffoli.