Compartilo:

El titular de APreviDe fue acusado por una mujer policía de haberla sometido a un constante acoso sexual y hostigamiento. “Admiro la valentía de las mujeres qué denuncian pero este no es el caso. Esto es mentira”, expresó.

Juan Manuel Lugones se presentó este lunes a la Fiscalía Nº 15 de la ciudad de la Plata para brindar declaraciones a la Justicia tras la denuncia en su contra por abuso de poder, acoso y abuso sexual.

En su descargo, el titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte dijo que su continuidad en esta agencia, decidida por el nuevo Ministro, “tuvo que ver con una transparente forma de trabajar y con los resultados al frente de la APreViDe”, según publicó La Buena Info.

“Claramente a algunos no les convenía y fueron los encargados de armar esta burda maniobra. Denunciado por falsos motivos y publicitando esa denuncia un día antes que el Gobernador (Axel Kicillof) firme mi designación”, continuó.

“Mientras ocupé este cargo, di una verdadera lucha contra los barra bravas y trabajé sin parar para que los espectáculos deportivos de la Provincia sean más seguros. En el caso del fútbol, trabajé para que los argentinos puedan ir a la cancha un poco más tranquilos”, expresó el funcionario.

En su defensa, dijo que “jamás en mi vida tuve problemas de este tipo, ni denuncias por acoso ni por maltrato, por eso hoy me presenté ante la justicia con muchas ganas de aclarar esta falsa denuncia”, y agregó: “Admiro la valentía de las mujeres qué denuncian pero este no es el caso. Esto es mentira”.

Además, aclaró que conoce a la denunciante y a su marido, también Comisario de Infantería y miembro de la fuerza: “jamás pasó lo que ella denuncia, desconozco sus motivaciones, pero entiendo que a alguien responde y ese alguien no quería que continúe al frente de la agencia”.

“Luchar contra las mafias trae consecuencias y esta es solo una de ellas”, concluyó.

La denuncia

Según informó el portal Doble Amarilla, la denunciante trabajaba en la agencia de seguridad y fue trasladada a otro sector “por no aceptar los insistentes intentos de Lugones para lograr una relación extra laboral”.

Según consta en la causa que tramita en la UFI N° 15 de La Plata, la pesadilla de la víctima habría comenzado a poco de ingresar a trabajar en el organismo. A partir de ese momento, Lugones habría intentado sin éxito concretar una cita con la mujer policía, pero sin suerte, por lo que la agente fue derivada a otro sector.

“Cuando empecé a trabajar con Lugones en el Aprevide, empezó a preguntarme sobre mis gustos personales, si me gustaba comer pastas o si quisiera trabajar en las canchas. Ante eso, yo respondí que quería hacer el mismo trabajo que mis compañeros”, reconstruyó el portal que tuvo acceso al expediente, el relato de la víctima.

“De manera descolgada empezó a llamarme para invitarme a cenar. Con excusas, rechazaba la invitación. Al otro día de la invitación me tenía que aguantar un trato distinto, con caras de enojo y un trato cortante, obviamente por mi rechazo”, comentó en otro tramo de su declaración la mujer policía.

Además, la víctima precisó en el expediente una clara situación de abuso al recordar cuando a raíz de un operativo en Mar del Plata, Lugones le habría pedido a ella y a un grupo de policías que se subieran a la caja de la camioneta en la que viajaban para sacarse una foto. “Cuando yo quiero subir a la caja, poniendo un pie en un estribo, siento unas manos en mi cola que me empujan hacia arriba y cuando miro hacia atrás, veo que era Lugones el que lo había hecho”, denunció.

La víctima comentó otra ocasión igual de delicada cuando en abril de 2019, con motivo de un encuentro que se realizó en el Hotel Provincial durante dos días, volvió a quedar expuesta a las intenciones de Lugones. A esa reunión, incluso asistieron el entonces ministro de Seguridad, Cristian Ritondo y personal de la Asociación de Fútbol Argentino.

“Él había armado la disposición de las habitaciones de todo el grupo y a mi me tocó con una mujer mayor, compañera de trabajo. Tras la primera jornada, que terminamos tarde, a las 7 de la mañana siguiente me manda a decir por dos compañeras que él quería que fuera a su habitación a cebarle mate. Discutí con mi compañera de pieza, que me decía que fuera, y yo le dije que no era ningún gato, que fuera ella si quería cebarle mate. Al rato, me crucé con Lugones, quien me dijo que estaba preocupado y que había ido a mi habitación a ver cuánto dormía”, expresó.

Luego de todas estas maniobras, la mujer fue designada a otra área de trabajo y de acuerdo a la denuncia, no conforme con ello, Lugones cada tanto se comunicaba con ese sector para corroborar si cumplía con las nuevas tareas.

Trascendió que la víctima presentó a la justicia diferentes pruebas que comprometerían al titular de la APreVIDe como captura de mensajes de textos y audios protagonizados por el hombre sospechado de acoso laboral y abuso sexual. Además, se indicó que no sería el único caso aunque no se habrían efectuado denuncias.

La fiscal Cecilia Corfield notificó que en los próximos días tiene previsto citar a 15 personas que serían testigos de esta situación de abuso. Además, la fiscalía tiene incorporadas capturas de pantalla de presuntas conversaciones de WhatsApp que confirmarían las acusaciones.