La estructura orgánica funcional del Ministerio de Seguridad fue publicada este miércoles en el Boletín Oficial. 

Juan Manuel Lugones está imputado en una causa por acoso sexual y abuso de poder por una oficial de la Policía. La víctima y denunciante es integrante de las fuerzas de la Policía y sufrió diversos hechos cuando ingresó a prestar su servicio a la agencia que lidera el denunciado.

Pese a ello, en el día de ayer el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires publicó el decreto que aprueba la estructura que integra la cartera dirigida por Sergio Berni.

“Juan Manuel Lugones reúnen las condiciones y aptitudes para desempeñarse en los cargos de Auditor General de Asuntos Internos, Subsecretario de Coordinación y Logística Operativa, Subsecretario de Formación y Desarrollo Profesional, Subsecretario de Planificación e Inteligencia Criminal, Subsecretaria de Emergencias, y Responsable de la Agencia de Prevención de Violencia en el Deporte (A.Pre.Vi.De)”, expresa el Boletín Oficial.

Decreto 130/2020

La denuncia fue realizada en la UFI Nº 15 de La Plata y la víctima detalla diferentes situaciones (protagonizadas por el funcionario) sufridas desde su ingreso a APreViDe, según informó el sitio web Doble Amarilla, que tuvo acceso al documento en el que se refleja la acusación.

“Cuando empecé a trabajar con Lugones en el APreViDe, empezó a preguntarme sobre mis gustos personales, si me gustaba comer pastas o si quisiera trabajar en las canchas. Ante eso, yo respondí que quería hacer el mismo trabajo que mis compañeros. De manera descolgada empezó a llamarme para invitarme a cenar. Con excusas, rechazaba la invitación. Al otro día de la invitación me tenía que aguantar un trato distinto, con caras de enojo y un trato cortante, obviamente por mi rechazo”, declaró la víctima.

“Un día fuimos a Mar del Plata a un operativo. Íbamos en dos camionetas. Él adelante y nosotros atrás. En un momento nos hace parar en el medio de la ruta y nos dice de sacarnos una foto en la caja de la camioneta donde viajaba él. Cuando yo quiero subir a la caja, poniendo un pie en un estribo, siento unas manos en mi cola que me empujan hacia arriba y cuando miro hacia atrás, veo que era Lugones el que lo había hecho. En ese momento, le pregunté ‘¿qué estás haciendo?’, y él me contesta ‘disculpame, no me di cuenta’. Para todo esto mis compañeros estaban mirando y me dijeron ‘¿por qué no le diste un cachetazo?’, porque era para pegarle un cachetazo”, contó la acosada.

Tiempo después de los episodios, la mujer fue derivada a otro sector y habría recibido presiones para trabajar durante más horas de lo permitido. Además, según manifestaron quienes accedieron al material, Lugones llamaba a ese sector y preguntaba si la denunciante cumplía con todas las tareas asignadas.

Al respecto, la víctima confesó: “Me resulta sumamente injusto que por los caprichos de un superior a los que yo no accedo tenga que sufrir las consecuencias en mi trabajo”.