Los gremialistas de APLA y UALA llegarían con la idea de levantar la medida. El modo sería el de acatar la conciliación obligatoria, que dictó la Secretaría de Trabajo.

La Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) que lidera Pablo Biro y la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA) que conduce Cristian Erhardt, recusaron la disposición y tacharon de “ilegal o nulo” la conciliación obligatoria.

La misma fue dictada tras fracasar una reunión en la Secretaría de Trabajo de la que participaron representantes de los gremios y de las empresas Aerolíneas Argentinas y Austral. El paro se extenderá por 48 horas durante el fin de semana.

Según publicó Clarín, este viernes a partir de las 18, el Gobierno mantendrá una reunión con los sindicalistas para intentar frenar la medida de fuerza.

En el día de ayer, el candidato a Presidente Alberto Fernández había recibió en su departamento del barrio porteño de Puerto Madero a Pablo Biró, el sindicalista de APLA, uno de los gremios de pilotos que están frenando todos los vuelos de Aerolíneas y Austral.

Fernández había hablado -en dos oportunidades distintas- sobre el paro, diciendo que no consideraba oportuno el momento para este tipo de medidas de fuerza y señalando que la medida anunciada para el próximo fin de semana “le complica la vida a mucha gente”.

Pablo Biró, titular del gremio APLA (Asociación Pilotos Líneas Aéreas), había sido amigable con AF pero ratificó el paro, diciendo que “no soy K, me he cansado de enfrentarlos, pero vamos a estar apoyando la gestión de Alberto Fernández”, en caso de una victoria presidencial del Frente de Todos.

Por eso, este jueves por la noche, ambos se sentaron y, cara a cara, hablaron de las medidas de fuerza que los pilotos llevarán a cabo y que, por ejemplo, complicaron el viaje de campaña que tenía previsto el candidato del “Frente de Todos” para este viernes y sábado a Chaco, Formosa y Corrientes.