El ministro de Hacienda recibió a los referentes económicos de la oposición.ç

Hernán Lacunza recibió esta tarde a los economistas Guillermo Nielsen y Cecilia Todesca, referentes del área del Frente de Todos, que aceptaron la convocatoria que el flamante ministro de Haciena realizó durante su asunción.

Ambos dirigentes, muy distintos en su formación e ideología, llegaron pasadas las 4 de la tarde y se retiraron apróximadamente una hora después.

La participación de ambos dirigentes estimula la creencia de que entre ellos dos está el futuro ministro de Economía, en caso de que Alberto Fernández gane las elecciones.

Los referentes del Frente de Todos reiteraron las preocupaciones centrales expresadas oportunamente por el candidato a Presidente de la Nación Dr. Alberto Fernández, respecto a la marcha de la economía argentina, a la trayectoria negativa de las principales variables macroeconómicas y al severo impacto recesivo y regresivo del modelo económico en curso.

En ese sentido, el equipo económico del Frente de Todos reiteró su preocupación por el nivel decreciente de las reservas internacionales que desde el último desembolso del FMI se redujeron en más de US$ 9.000 millones. Asimismo, se subrayó el impacto negativo de los sucesivos procesos devaluatorios sobre la inflación (en particular en el rubro de alimentos y otros bienes de primera necesidad), como así también de las medidas fiscales inconsultas con las Provincias y las referidas al sector petrolero. En la opinión del Frente de Todos es evidente la falta de un paquete de medidas con la magnitud y el direccionamiento necesario para recuperar el crecimiento de la economía.

En un comunicado, el Frente de Todos ratificó su compromiso de cumplimiento con todas las obligaciones y los contratos vigentes, en el marco de un modelo económico alternativo que priorice la estabilidad de precios y la recuperación del crecimiento y del empleo.

“El peso del endeudamiento con el sector privado generado por el gobierno (tanto de corto como de largo plazo) sumado al préstamo solicitado al FMI han puesto a la economía argentina en una situación de elevadísima vulnerabilidad. Los incentivos han estado en todo momento direccionados al incremento de las ganancias financieras de pocos en detrimento de la economía real, de la viabilidad de las empresas, del empleo y de las condiciones de vida de las y los argentinos”.

En referencia al acuerdo con el FMI, Todesca expresó su preocupación por el incumplimiento de sus cuatro objetivos fundamentales: “trayectoria decreciente de la deuda pública, reducción de la inflación, recuperación del crecimiento y generación de empleo para combatir la pobreza. Resulta particularmente preocupante la pasividad del organismo frente a la caída de las reservas y los mencionados incumplimientos”.