La Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata, trabajará en el diseño y será fabricada por primera vez en el país por el Astillero Río Santiago. Horacio Frene, decano de esa facultad, brindó los detalles

“Esta es una oportunidad única que se nos da”, cuenta Horacio Frene, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata. Se refiere al proyecto que lleva adelante la casa de estudios en conjunto con Astillero Río Santiago para la construcción de una mega impresora 3D.

En AIRE BONAERENSE contó que “la capacidad de Astilleros nos permite la posibilidad de la construcción de este tipo de máquinas”. Luego explicó que “mancomunando esfuerzos es que surge esta idea producto de la gran problemática habitacional”.

“La idea es ir a remplazar las viviendas de chapa y cartón de los barrios marginales”

El proyecto se orienta a la construcción de viviendas sociales. “La idea es ir a remplazar las viviendas de chapa y cartón de los barrios marginales”, cuenta Frene.

Además, detalló que “estamos trabajando en la ingeniería de desarrollo que es lo primero que hay que hacer, no nos estamos basando en una ingeniería ya existente, sino que lo estamos haciendo de cero”. Y explicó que “la construcción es muy local, muy propia de nuestra región”.

realmente hemos acertado en la idea de esta máquina

“Cuando esté el prototipo ya funcionando va a haber muchísima demanda para utilizarla porque la repercusión que ha tenido esta idea tiene dimensión nacional”, dijo, “creemos que realmente hemos acertado en la idea de esta máquina que va a llevar su tiempo”.

En cuanto a los detalles de la mega impresora 3D, Frene contó que “el carro de la impresora es como si fuera un arco de futbol que tiene un movimiento horizontal, vertical y longitudinal”. “Es configurable y se puede recorrer hasta 100 metros si uno quiere”, explicó.

También refirió que “la impresora tiene 10 metros de ancho y más de 3 metros de altura” y que “va ingresando mortero, que es el material sobre el cual trabaja esta impresora (el equivalente a la mezcla que usamos en la construcción tradicional)”.

“se puede imprimir en la región por módulos y después trasladarse en camiones e instalarse en el lugar”

Frene explicó además que “se puede imprimir en la región”, en los talleres, “por módulos y después trasladarse en camiones e instalarse en el lugar” y que “se pueden conformar casas de diferentes dimensiones”.

Si bien se trata de una lógica de construcción más económica, explicó que “esto no va a remplazar la construcción tradicional de viviendas”.

En cuanto a la duración de los trabajos, Frene dijo que “son días o son horas dependiendo de la complejidad de lo que uno está imprimiendo”.

Finalmente, expresó respecto a la construcción de la impresora, que “pensamos que en un año ya la vamos a tener operativa”.