Así lo calificó el ministro de la Presidencia interina de ese país, Yerko Núñez. De momento, las restricciones continuarán hasta el 30 de abril y su prórroga dependerá del comportamiento de la población. El coronavirus ya causó 672 contagios y 40 muertes en ese país

El ministro de la Presidencia interina de Bolivia, Yerko Núñez, calificó hoy a la próxima semana como “clave” para determinar la continuidad o la suspensión paulatina de la cuarentena declarada para frenar el avance del coronavirus, que ya causó 672 contagios y 40 muertes en el país.

De momento, las restricciones continuarán hasta el 30 de abril y su prórroga dependerá del comportamiento de la población.

“El comportamiento que la gente tenga en todo el país durante los siguientes siete días será esencial para la evaluación de la cuarentena”, afirmó Núñez en una conferencia de prensa, citado por el diario Página Siete.

“Les pedimos mantengan la cuarentena y distancia social porque esto es clave para las decisiones que los equipos técnicos van a recomendar al gabinete nacional de la siguiente semana”, agregó.

Sin embargo, el ministro adelantó que la extensión de la cuarentena podrá variar por regiones, ya que en algunas zonas hubo una estabilización y se llegó a una “meseta”, mientras que en otras se registró un aumento de casos positivos que supondrá la aplicación de “medidas drásticas”.

“Ya tuvimos mucho tiempo en casa, hay que tomar conciencia porque tenemos que cuidarnos, lavarnos las manos, toser en la parte interior del codo, no acercarnos a la gente a menos de un metro. Si cumplimos con todas las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud saldremos de esta medida dura, pero necesaria”, concluyó Núñez.

Bolivia experimentó ayer su mayor aumento en la cifra de contagiados en un solo día, con 63 positivos, y registró también tres decesos por Covid-19, entre ellos el del primer policía, según el último reporte oficial.

Tras la llegada del brote al país andino, el gobierno de la proclamada por el parlamento presidenta Jeanine Áñez tras el golpe de Estado contra Evo Morales declaró una cuarentena nacional vigente desde el pasado 22 de marzo, que incluyó la suspensión de clases y actividades no esenciales así como el cierre de fronteras para combatir la pandemia.