En una reunión encabezada por el intendente Julio Garro y las áreas operativas del municipio se definió mantener las salidas saludables de los menores y reforzar los operativos de control sobre parques y plazas.

El Jefe Comunal hizo una evaluación positiva de la prueba piloto dispuesta para autorizar salidas saludables de los menores, pero manifestó su preocupación por los festejos ilegales que ponen en riesgo la salud pública y generan eventuales situaciones de contagio.

Se dispuso que se va a realizar un refuerzo en los operativos de control que se llevan adelante en el espacio público con el objetivo de velar por el cumplimiento de las medidas de cuidados sanitarios dispuestas.

“Hoy venían trabajando unos 450 personas. La idea es sumar 150 agentes municipales más junto con concejales, legisladores y funcionarios de otras áreas de gobierno”, se explicó y remarcó que “se dispondrá un operativo similar a los 120 puntos de controles que se habían establecido en el pase a Fase 1”.

El objetivo será aumentar la presencia de agentes de control y concientizacion en los espacios públicos de la ciudad, con el fin de que la gente haga un buen uso del espacio verde. “Que respete el distanciamiento social, el espíritu de las salidas saludables que son para niños menores de 12 año y adultos mayores preferentemente. Sin runners”, se dijo.

En ese sentido, Garro remarcó su preocupación por la fiesta clandestina que se desmanteló en la localidad de Villa Elisa. Y pidió a sus funcionarios que no tengan piedad ni contemplación con este tipo de eventos clandestinos que ponen en riesgo la salud pública.

“Vamos a accionar con todo el peso de la ley sobre los organizadores y quienes participen”, concluyó.