Dos alumnas de grado del Observatorio derrotaron a 10 equipos integrados por estudiantes de postgrado y retuvieron el título de 2018.

Desde el corazón del Bosque platense, de las entrañas del emblemático Observatorio, salió el nuevo campeón mundial de Geofísica.

Título “recargado” por tres motivos. Primero, se trata de un bicampeonato, pues en 2018
también fueron dos estudiantes de esa unidad académica, Santiago Actis y Abelardo
Romero, quienes alcanzaron el 1º lugar en el SEG Challenge Bowl (palabra más o menos, el
Desafío de la Sociedad de Geofísicos de Exploración). Segundo, en esta edición, la 14º, el
título fue para el único equipo integrado por dos mujeres: Sol Bejarán y María del Rosario
Etchegoyen. Tercero, fue la única pareja compuesta por estudiantes de grado; las
representaciones de Estados Unidos, Canadá, Alemania, China, Italia, México, Arabia
Saudita e India estuvieron formadas por alumnos de postgrado.

Desde San Antonio, Texas (EEUU), Sol y María del Rosario le contaron a este diario que el
Challenge Bowl es una competencia mundial organizada por la SEG (Sociedad de Geofísicos
de Exploración), cuya final siempre se disputa en el marco de la reunión anual de la
sociedad. “El objetivo es promover la participación estudiantil en la SEG, y premiar los
conocimientos en geociencias”, indicaron, para apuntar que hay instancias locales y
regionales en todo el mundo, previas a la fase final.

“La competencia fue entre diez equipos. Con un formato de preguntas y respuestas, la final
consta de tres mangas con tres rondas cada una. Cada manga es eliminatoria, y todas las
rondas tienen diferentes reglas. Las preguntas pueden ser en modalidad múltiple choice o
verdadero-falso. A veces todos los jugadores pueden responder. En otras ocasiones, sólo
quien aprieta el pulsador primero”, detallaron Sol, marplatense de 29 años, y María del
Rosario, platense de 25.

¿Por qué decidieron estudiar Geofísica? “Siempre me gustó todo lo relacionado con los
volcanes y la geotermia”, dijo Sol, y contó que comenzó a estudiar Física en Mar del Plata,
pero cuando conoció la Geofísica se mudó a nuestra ciudad. “Me enamoré de la disciplina.
Tiene infinitas posibilidades de desarrollo”, enfatizó. Por su parte, Rosario recordó que
“cuando llegó el momento de elegir una carrera averigüé todas las opciones que tenía la
Universidad. Como soy de La Plata, me fue sencillo ir al Observatorio y preguntar. Siempre
me interesaron las ciencias naturales, y lo que me terminó de convencer fue el ambiente que conocí en la facultad y la forma en la que me recibieron”, remarcó.

Una foto de la competencia permite ver a las parejas concentradas en sus computadoras, con una pantalla gigante de fondo donde se lee: “Las barras de arena depositadas en la curva interna de un meandro de estera se llaman…”. Debían completar la frase en el menor tiempo posible. Así como responder a preguntas sobre sismos, rocas, campos magnéticos y un larguísimo etcétera.

Geofísica tiene fama de carrera difícil, ¿lo es? “No creemos que sea difícil. Cualquiera podría
estudiarla. Pero sí es cierto que requiere de mucha dedicación y de tiempo de estudio”,
finalizaron las campeonas del mundo.