Así lo indicó el último novio de la policía asesinada ante el fiscal de la causa. A través de su declaración, aseguró que Danilo Acevedo le enviaba cartas intimidatorias, insistiéndole para retomar la relación. La misma, había finalizado en febrero de este año.

El último novio de Laura Gutiérrez declaró ante el fiscal de la UFI N° 16, Juan Cruz Condomí Alcorta, y reconoció que antes de ser asesinada, la sargento había sido hostigada por su expareja, Danilo Acevedo, en reiteradas oportunidades. De acuerdo a lo expuesto, el oficial de la Dirección de Caballería de La Plata le enviaba cartas intimidatorias a Gutiérrez, insistiéndole para retomar el vínculo que habían terminado en el mes de febrero.

Las mismas, ya se encuentran en poder de Condomí Alcorta que, con todos los elementos de prueba recabados, calificó el episodio como “homicidio triplemente calificado por femicidio, alevosía y ensañamiento, y suicidio en grado de tentativa”. Acevedo, en tanto, se encuentra internado en el hospital San Martín, con custodia policial y pronóstico reservado.

El implicado fue intervenido quirúrgicamente el mismo día del hecho y se le realizó un “desplaquetamiento”: el retiro de huesos de ambos lados de la zona frontal del cráneo para descomprimir el cerebro. Tras la operación, continúa en estado crítico, pero estable.

Si sobrevive al disparo en la cabeza, a Acevedo le espera una condena de prisión o reclusión perpetua. Si fallece, el caso quedará legalmente sin condena y se cerrará por “extinción de la acción penal por fallecimiento del acusado”.